ZP, Conthe, y el Esperpento S”OPA”cialista

En los últimos tiempos se ha montado una buena movida en torno a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo presidente ha acusado al Gobierno de interferir en una operación que debiera haber sido exclusivamente empresarial.

Para facilitar la posterior valoración que realizo al final, se exponen a continuación los acontecimientos más relevantes de este largo y complicado asunto.

Cronología de los Hechos

  • ·          5 de septiembre de 2005: Gas Natural realiza, con el beneplácito de Gobierno, una OPA sobre Endesa, ofreciendo 21,3€ por acción (7,34€ en metálico y el resto en acciones de Gas Natural).
  • ·          21 de febrero de 2006: E.on realiza una contraopa ofreciendo 27,5€, un 30% más que Gas Natural.
  • ·          Abril de 2006: El Gobierno se opone, y a través del la Comisión Nacional de Energía –dependiente del Gobierno- le impone 19 descabelladas condiciones para desbaratar la operación. Recurre al argumento de crear “campeones nacionales”.
  • ·          Septiembre de 2006: La Comisión Europea considera que el Gobierno infringió las disposiciones comunitarias sobre libre circulación de capitales, al facultar a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para intervenir en fusiones como la de E.ON. La CNE debe retirar las condiciones y dejar vía libre a E.On al tiempo que ésta sube su oferta a 37,5€.
  • ·          Febrero de 2007: Enel y Acciona entran en la puja por Endesa, aumentando su participación en la eléctrica, pero sin presentar una OPA ante la CNMV.
  • ·          Marzo de 2007: E.ON, tal como permite la legislación, realiza un segundo incremento de su oferta, hasta los 40€. Pese a que la CNMV decide no autorizar ninguna OPA más sobre Endesa, Enel y Acciona se saltan las reglas y dicen que ofrecerán más de 41€ por acción, sin que el Gobierno les abra expediente. Quedan así claras las preferencias del partido en el poder (que E.On no se salga con la suya), así como su intervencionismo.
  • ·          Abril de 2007: Se llega a un pseudo acuerdo entre las tres implicadas para repartirse Endesa, mientras el presidente de la CNMV, Manuel Conthe, acusa al gobierno de facilitar información privilegiada y de tener predileccion por Enel y Acciona.
  • ·          Mayo de 2007: El gobierno designa a Julio Segura, un excomunista, sucesor de Conthe al frente de la CNMV. Con todo lo sucedido, la imagen exterior de España queda irremisiblemente deteriorada, y otros países aconsejan a sus empresas reflexionar sobre si desean invertir en España.

Muy sucintamente estos son los acontecimientos más destacables. No obstante, puede seguirse con más detalle la evolución en el siguiente enlace:

http://www.diariocritico.com/2007/Marzo/economia/12564/especial-opas-endesa.html

 

La Valoración de lo Ocurrido

La polémica vivida hace unos días por el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores no es sino reflejo de la confianza que el Partido Socialista Obrero Español tiene en los principio de la libre competencia. El capítulo de la OPA “múltiple” a Endesa y el intervencionismo y empecinamiento del SOE por manejar de cabo a rabo la operación ha dado lugar a un escándalo que, primero, pasará a los libros de historia económica sobre cómo NO deben actuar los poderes públicos y, segundo, debería haber desembocado en la dimisión de más de un Ministro e incluso del presidente del Gobierno, pero es que es muy fácil agarrarse al poder.

Pocos imaginaban, cuando la energética Gas Natural lanzaba una Oferta Pública de Adquisición sobre la eléctrica Endesa, el largo proceso que estaba a punto de iniciarse. Sabiendo la dependencia del partido en el poder hacia los catalanes, Gas Natural jugaba sus bazas y realizaba un oferta muy “a la catalana”, intentando comprar a un precio inferior al de mercado, pues la cotización de Endesa superaba los 21,30 euros que ofrecía la gasista.

Posteriormente, entraba en escena la alemana E.On, que decidía realizar una contraopa ofreciendo seis euros más por acción (27,5 euros) que Gas Natural. El maniatado gobierno socialista se sacaba entonces el argumento de crear “campeones nacionales” –manida recurrencia de los dirigentes neomarxistas-, para poner todas las trabas posibles al éxito de la compra. Para ello, articulaba a través de la manipulada Comisión Nacional de la Energía restricciones injustificadas a la alemana. No se percataba de que, por sí sola, sin necesidad de OPAs, Endesa ya era un “campeón nacional”, pues era la empresa con mayor cuota de mercado eléctrico español. Tampoco de que, al integrarse en E.On, pasaría a formar parte del principal grupo energético europeo, con las consiguientes repercusiones en los usuarios españoles.

Los acontecimientos se iban a suceder a un ritmo endiablado. Ya en 2007, el grupo Acciona se inmiscuía, aumentando su participación en Endesa sin sobrepasar el límite necesario para “opar”, E.On aumentaba su precio inicial, mientras Gas Natural se retiraba de la puja.

Pero, el momento decisivo es la aparición de la italiana Enel en el pastel. En su empecinada postura de que E.on no se saliese con la suya, Endesa era ofrecida por el gobierno en bandeja a la empresa trasalpina, en un acto de intervencionismo propio de hace unos cuantos siglos, de aquél característico del apogeo de la doctrina mercantilista.

Curiosamente, el presidente del gobierno, así como el ministro de Industria, y el de Economía y Hacienda, se olvidaban ya de su teoría de los “campeones nacionales” – a no ser que, léase con sarcasmo, Enel haya adquirido recientemente la doble nacionalidad -. Así, Enel y a Acciona torpedeaban la oferta de E.On, saltándose toda la legislación que el gobierno les permitía… Y ZP, haciendo gala de su habitual pasotismo, se desentendía del tema. Total, si la imagen internacional de España y de sus instituciones no podía caer ya más bajo.

Tal cariz estaban tomando los acontecimientos, que el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores –el órgano supervisor del mercado bursátil, que debería velar por el cumplimiento de la legislación en esta materia-, Manuel Conthe, decidía dimitir y comparecer ante el parlamento para explicar las razones de tal decisión.

El PSOE intentaba evitarlo, pero el acuerdo alcanzado por las restantes fuerzas políticas daba luz verde a la comparecencia. En ella, Conthe –que fue designado para su cargo por Solbes- revelaba que el Gobierno había ejercido su influencia porque "prefería la oferta de Enel y Acciona en contra de la de E.On" y acusaba, aportando pruebas, que Enel había utilizado información privilegiada. Es decir, que, rompiendo el principio de neutralidad económica, el Gobierno interfería en una operación que debiera haber quedado únicamente en el ámbito empresarial.

Y para colmo, el Gobierno designaba como sucesor al frente de la CNMV a Julio Segura, un ex – militante del partido comunista. Este seguro que defiende con ahínco los principios del libre mercado. O eso o instaura un régimen marxista (véase de nuevo el tono sarcástico de esta expresión).

Así no me extraña que algunos países, como la primera potencia económica mundial -Estados Unidos- aconsejen a sus empresas pensárselo dos veces antes de invertir en España“. Y lo peor es que llevan razón.

Por supuesto, hay (muchos) más aspectos oscuros en esta trama, pero por motivos de extensión es mejor dejar, si acaso, para otra ocasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s