Políticos inusuales (para bien y para mal)

Se podría pensar que lo que a un político le interesa es captar votos, para alcanzar el poder y mantenerse en él todo el tiempo que le resulte posible. Incluso puede parecer una obviedad decir que su finalidad y sentido de su existencia es convencer al elector.

Pues lo siento mucho, lamento contradecíos, pero no siempre es así. Los que me conocen saben que soy defensor de algunas causas perdidas, pero no es este el caso. En el panorama nacional encontramos varios ejemplos que vienen a reafirmar mi pensamiento.

Encontramos políticos no usuales de distintos tipos. En primer lugar tenemos a aquellos que no buscan más votos porque no los necesitan. En esta situación se encuentra el actual presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, así como muchos de los actuales alcaldes “populares” de esta Región. En el caso del presidente, las razonablemente buenas directrices políticas realizadas en los últimos doce años le han permitido obtener el suficiente respaldo ciudadano que no necesita proseguir la búsqueda de más votantes. Junto al buen hacer empresarial, las iniciativas de Valcárcel han llevado a la Región a liderar el crecimiento económico en el ámbito nacional, a reducir la tasa de paro hasta mínimos históricos, a mejorar la conectividad interna de Murcia mediante una adecuada proyección de carreteras, a que sea una de las comunidades con mayor crecimiento de la población, lo que demuestra que existe una buena calidad de vida que atrae cada vez a más personas de fuera. 

Pero hay otro tipo de políticos que se salen de lo convencional: son los que no quieren los votos. De estos ejemplares también se encuentran en Murcia. Sin ir más lejos tenemos al líder del principal grupo de la oposición, Pedro Saura. Las vallas publicitarias del PSOE-RM afirman que “Murcia necesita un cambio”, junto a una foto del Sr. Saura. Bien, no dudo yo que haya algunos aspectos mejorables en Murcia, pero de ahí a afirmar que se deba aceptar el cambio propuesto por Saur(on)a media un abismo.

Primero, porque como ya he dicho, en Murcia se vive bien.

Segundo, porque no se puede apelar a una revolución cuando el eje de tu política consiste en negar los necesarios recursos hídricos que necesita Murcia. La solución para el déficit hídrico estructural de la cuenca del Segura es el trasvase del Ebro, que Saura se empeña en negar. Para colmo, las prometidas desalinizadoras del Estado no llegan nunca, y la de San Pedro del Pinatar yo creo que es la única en el mundo que se ha inaugurado 7 veces y aún no funciona a pleno rendimiento. Pero no es todo, ya que las desalinizadoras financiadas por la Comunidad que ya están operativas (Como la de la Comunidad de Regantes de Lorca y Puerto Lumbreras), no reciben el visto bueno del Ministerio para empezar a funcionar. Será que la han tomado con nosotros.

Tercero, tampoco se puede pretender “cambiar” cuando el Ministerio de Fomento socialista retrasa indefinidamente la llegada del AVE a la Región (que para más INRI es un pseudo-AVE que no alcanzará los 300 Km/h), y no ofrece solución para comunicar ferroviariamente Murcia con el sur. Y lo mismo cuando pone todas las trabas posibles para que la Comunidad realice la licitación del aeropuerto internacional de Corvera. Situación extensible a la autopista del Noroeste, que  acerque esta comarca murciana con Valencia y con la capital regional.

Cuarto, porque como su supuesto “cambio” sea para gobernar como lo hicieron hace 20 años apañados vamos. En aquella época ya tuvimos suficiente ración de corrupción, amiguismo, enchufismo, pelotazos, desempleo, crisis económicas,…

En definitiva, que no creo que Saura convenza a nadie con su propuesta, ni siquiera a sí mismo. Quién lo vote, que alguien habrá, seguro que vota más una ideología que a una persona o a una forma de hacer política.

Pero aunque parezca raro, aún existe un tercer tipo de político "inusual". Es el que no sabes si quiere o no que lo votes. Su máximo exponente lo encontramos en el candidato socialista al ayuntamiento de Madrid, Miguel Sebastián. Sus reiteradas actuaciones ilegales, sus deshonestas confabulaciones y su baja categoría como persona –demostrada en el debate de TVe con Gallardón- le han convertido ya en un cadáver político. Pide el voto, aunque no con voz alta, no vaya a ser que aparezcan más irregularidades. No obstante, esto queda para la siguiente entrada del blog.

Anuncios

2 pensamientos en “Políticos inusuales (para bien y para mal)

  1. Mmm, colegui, por qué no pintas el mapa de azul, azul agua, azul  gaviota, azul Valcárcel; total, ya puestos, el “rojo” desentona un poco en tu discurso 😉
     
    He leído atentamente tu post, punto por punto, y argumentas muy bien. Debería ficharte Pedro J. para  escribir en “alguna de sus columnas”, jjejeje.
     
    Para empezar yo pienso que al político, por lo menos al “espécimen español” sí que le interesa alcanzar votos, obviamente, cuantos más consiga mejor, más poder, no?. La verdad es que estoy muy desanimada, en general, de los representantes políticos. Que ha prosperado la región y  se han creado puestos de trabajo? . La sensación de vacío e indefensión que veo ante el panorama laboral sí que va en aumento (mi humilde opinión!!). Contratos indefinidos, sueldo “mileurista” (el que llega, claro), viviendas de “juguete” que se cotizan como si fueran auténticos palacios…  Todas estas comas se han convertido en algo demasiado tópico en este país. ¿A quién le echo la culpa si no es a “mi representante político? No sé, pero me da a mí que siempre son los mismos los que reparten “el pastel”.
     “Mi representante político” va a permitir que se carguen la sierra que hay detrás de mi casa; de hecho, ya le han puesto el cartelito de la constructora así que los pobres bichos del monte tienen los días contados. Y eso por no hablar de la gran mole de hormigón que le han plantado a mi amiga en su bonito pueblo costero y que le impide ver el mar. Mi amiga, muy indignada, se ha puesto a estudiar leyes y ha llegado a la conclusión de que, ohh, sorpresa! Es ilegal!!
    ¿Pero si es ilegal por qué se construye a tan pocos metros del mar? Ahhh, pregúntale al “representante político”….
    De verdad que me quedo atónita, que pasen cosas así y se sigan haciendo. No me gusta Valcárcel, ni Cámara, ni el alcalde de mi pueblo … pero tampoco me gusta Zapatero, ni Saura… de hecho, creo no me siento representada por nadie. Que todos prometen “hasta que te la meten” y que sólo  Tania Derveaux ha sabido expresar exactamente lo que es la política y el político en general.
     
    (te paso el link de El País, aunque también ha salido en el Mundo!  Jejeje (una es rojilla pero con principios!!)
     
    http://www.elpais.com/articulo/gente/Sexo/oral/cambio/votos/elpepugen/20070516elpepuage_4/Tes
     
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s