Otro partido, otra paliza

El ADM no para, está sumido en una nube. Si hace un par de días venció a un equipo ACB, hoy ha arrollado al CAB Cartagena en las semifinales de la Copa Federación. En la final se verán de nuevo las caras ante Polaris World CB Murcia.

 

Esta vez el marcador fue muchísimo más abultado, pues el equipo molinero consiguió una diferencia final de más de 30 puntos. Lo cierto es que solamente se vio sobre el campo a un conjunto: el de Javier Aguilar.

 

El marcador fue claro, muy claro. ADM; 97 – CAB Cartagena; 63. Con decir esto sobra todo lo demás. La diferencia entre ambas plantillas es, hoy día, simplemente abismal. Quizás por ello, el partido no tuvo más historia, puesto que los locales dominaron ya desde el principio, con un acertado Xavi Alarcón y un Rakim Hollis en plan estrella, que permitió irse con una ventaja de casi 10 puntos al final del primer cuarto.

 

En el segundo comenzaron las rotaciones, y aprovechando que el ADM tenía cobre la cancha a cuatro suplentes -que ojugaron poco o ni siquiera fueron convocados ante el Polaris-, los cartageneros recortaron distancias e incluso llegaron a ponerse por encima en el marcador (30-31). Pero todo fue un espejismo, en cuanto volvieron las rotaciones de los machaca-Polaris, la brecha favorable a los molinenses fue abriéndose cada vez más, para conseguir un resultado apabullante.

 

De nuevo la maestría de Dani Fernández al timón del equipo, la velocidad de más que tiene Hollis, el poderío de Clemmos, los misiles de Navas (que por cierto jugó muy pocos minutos, probablemente por el merecido descanso tras su partidazo ante el CB Murcia), la torpeza de Vila, los detalles de Goyo, la entrega de Expósito, el recorrido de Alarcón, y, en fin, el buen hacer de todo el equipo, llevaron a demostrar quien mandaba en el partido.

 

En el CAB, poco por no decir nada. Solo alguno tuvo momentos de claridad. Casi nadie destacó, y si hay que reseñar a alguien, quizás sea Cabra, jugador al que aún en Molina se le guarda aprecio por el tiempo que estuvo en el ADM.

 

Y lo peor del partido, dos cosas sin duda: las molestias físicas de Clemmons tras un choque con Cabra –esperemos que no sea nada-; y el árbitro, que parecía sacado del partido cantonalista, y no se cortó un pelo a la hora de pitar arbitrariamente técnicas contra el ADM, y a pitarles dobles inexistentes. Ni con esas pudieron hacer algo positivo los cartageneros.   

 

Sea como fuere, Cartagena vino a por una provincia y se llevaron un soberano repaso (baloncestístico).

 

Sólo señalar que en apenas dos días han caído en Molina los equipos de Murcia y Cartagena. Y en lo que va de pretemporada además se ha ganado a domicilio a uno de los máximos rivales deportivos, el Balneario de Archena. Tocaremos madera.

 

Y yo me he decidido. Aunque el baloncesto no sea mi deporte predilecto, este año me hago socio del ADM (30 eurillos no son ná).

 

Enlaces recomendados:

 

 

 

¡¡ ADM, Oé !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s