¿La mujer perfecta?

Hay algunos seres afortunados que se encuentran inmersos en una espiral virtuosa que parece no tener fin.

Entre estas personas me atrevería a aventurar que se encuentra la actriz norteamericana Jessica Alba (California, 28 de abril de 1981), a la que no cesan de lloverle los halagos desde todos los ámbitos imaginables.

Algunos de los últimos proceden del ámbito cientíifico. Y es que unos investigadores de la Universidad de Cambridge han ideado una fórmula matemática para medir el atractivo sexual femenino, basándose en la proporción que guardan las medidas de las caderas y la cintura. Y en esta clasificación, la actriz estadounidense alcanza la relación perfecta, que es de 0,7, por delante de otros iconos sexuales como Marilyn Monroe (0,69) o Angelina Jolie (0,75).

Con ello se apreciar que los responsables de este estudio no tienen un gusto muy alejado al del resto de mortales. Y es que, por si no fuera poco recibir esa puntuación ideal, hace unos pocos días Yahoo! revelaba los resultados de una encuesta en la que se preguntaba a quién se elegiría para tener una cita romántica. Como se puede intuir, en la categoría femenina Jessica Alba resultó ganadora, arrebatando el cetro a la también codiciada Jennifer Aniston.

La verdad es que viendo algunas de las fotos de Jessica Alba (para lo que tengan un rato libre adjunto una breve galería fotográfica suya) y la cantidad de portadas de revistas que ha protagonizado, se entiende que no deje de recibir piropos allá donde va. Lo cierto es que este portento de la naturaleza de rasgos latinos concentra en sus 168 centímetros unos atributos capaces de dejar boquiabierto a cualquiera. No es que sea precisamente mi ideal de chica, pero tampoco es cuestión de desmerecer los encantos de la chavala.

Entre los contras, valga resaltar que si fuese capaz de extrapolar su atribuido poderío físico a su capacidad artística, estaríamos hablando de una de las actrices que harían historia. Pero desafortunadamente no es así todavía. Por el momento es una cara bonita que apunta muy buenas maneras en el celuloide, pero a la que aún le queda mucho por aprender de otras intérpretes actuales no mucho mayores que ella (sirva de ejemplo Kate Beckinsale o Charlize Theron) o incluso menores (Keira Knightley). No obstante, siempre le quedará el consuelo de comprobar que está cuanto menos al mismo nivel de otras como la incomprensiblemente aclamada Scarlett Johansson, a la que de vez en cuando quizás le convendría cambiar un poco la expresión de su rostro para aparentar, al menos, algo de inteligencia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s