Expediente X: Creer es la Clave

Aún hoy, cuando oigo hablar de Expediente X me vienen recuerdos de la que para mí ha sido una de las mejores series televisivas de la historia.

Allá a mediados de los noventa, era una auténtica legión de seguidores con la que contaba la serie. Las aventuras de los agentes del FBI Mulder y Scully nos tenían atrapados a muchos, lo emitiesen a la hora que la emitiesen, fuera el día de la semana que fuera. Tenía esa mezcla de suspense, atmósfera tétrica y argumento bien elaborado que hacía difícil resistirse, e incluso plantearte sobre la existencia de la vida en otros planetas.

El éxito de la serie llevó a rodar, en 1998, una primera película, “Expediente X: Enfréntate al futuro”, que nos ofrecía un semi-beso entre los dos protagonistas que los miles de seguidores esperábamos con tanto entusiasmo. Al margen de eso, el argumento era demasiado tremendista, incluso tratándose de Expediente X. Tanto, que resultaba completamente irrealista, aunque por entonces no nos importara demasiado. Era una película para ver, recomendable incluso, pero que no pasará a la historia.

Diez años después, de la mano del director y creador de la serie, Chris Carter, nos llega una segunda película, “Expediente X: Creer es la clave”. Para empezar, señalaré la ilusión que me hizo ver el trailer en TV (no sabía ni que se había rodado), y me entraron las ganas de volver a ver a los agentes especiales con mayores conocimientos de lo paranormal, siete años después de que se emitieran los últimos capítulos en TV. Además, el título en inglés –“I want to Believe”-, que para variar nos ha llegado mal traducido -¿no lo podían haber aproximado por "Necesito Creer"?-, hace referencia a una frase mítica, la que aparecía en el poster que Fox Mulder tenía en su despacho, con un ovni sobre los árboles de un bosque.

Sin embargo, al salir del cine me sentí un poco decepcionado. Porque más que una película, parece incluso un capítulo más de la serie, pero algo más largo. Incluso, uno de esos capítulos de transición, en los que la serie se desvía un poco de la temática extraterrestre, para centrarse en los temas psíquicos, también tema recurrente en las distintas temporadas.

Lo bueno es que se trata de un film sencillo, sin grandes efectos especiales, de los de la antigua usanza, y por supuesto de la posibilidad de volver a ver a Mulder y Scully en la gran pantalla. Lo peor, que el desarrollo es un poco lento, y que te queda la sensación de que en el momento en que se desarrolla la película es muy lejano al del final de la serie, de manera que hay muchas cosas intermedias que no se han contado.

A los nostálgicos seguro que les hace ilusión volver a reencontrarse con los protagonistas de la serie, siempre que tengan en cuenta que es un film sin mayores pretensiones, pero para los recién llegados al universo X-Files, quizás haríais mejor en ver las primeras temporadas en DVD, antes que ir a ver este “I want to believe”, para así comprender por qué se convirtió en una serie de culto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s