¿Cómo es posible que el PSOE siga gobernando en Andalucía?

El domingo 25 de marzo de 2012 se celebraron elecciones autonómicas en Andalucía. El Partido Popular partía como claro favorito en las mismas, ya que las encuestas de las semanas previas le venían dando una victoria holgada, con mayoría absoluta o quedándose muy cerca de la misma. Soñaban, pues, con arrebatar la Comunidad Andaluza al Partido Socialista, que la ha estado gobernando durante más de 30 años.

Ese periodo tan prolongado ha dado para numerosos escándalos de corrupción (algunos medios señalan fraudes a la Seguridad Social, malversación de Fondos Europeos, EREs fraudulentos,…) que implicaban a altos cargos de la Junta de Andalucía  y miembros del PSOE, y que han mandado a un ex Director General de Trabajo a prisión sin fianza. En definitiva, un escenario que hacía presagiar un cambio político en el sur español.

Sin embargo, el día de la verdad, el de las elecciones, se obtiene un resultado cuanto menos sorprendente: en número de votos las diferencias entre PP y PSOE han sido mínimas. El PP apenas obtuvo 43.000 votos más que el PSOE, e incluso obtuvo 200.000 votos menos que en las anteriores elecciones autonómicas de 2008 (aunque en este caso la caída de los socialistas es aún mayor).

Fuente: ABC

Así las cosas, un pacto con Izquierda Unida abrirá al PSOE las puertas para mantenerse cuatro años más en el poder. Pero… ¿Cómo ha podido pasar esto? ¿Cómo ha podido obtener el PSOE 1.523.465 votos después de los escándalos de corrupción por los que se ha visto salpicado?

Aunque parezca increíble, en realidad no lo es tanto. En primer lugar, hay que hacer referencia al elevado abstencionismo que hubo en la cita electoral. Al igual que ocurrió en las elecciones generales de noviembre de 2011 (y como ya comenté en una entrada anterior de mi blog) la abstencción tuvo un respaldo mayor que el partido más votado (lo que no deja de resultar preocupante).

Autor: JRMora Fuente: http://humor.lainformacion.com

Pero hay que citar, desde mi punto de vista, otros dos factores decisivos: el primero es la pérdida de apoyo tan repentina e inesperada del PP en apenas días (que le ha llevado de la mayoría absoluta en las encuestas a un 40,7% de los votos en las elecciones); el segundo tiene que ver con una masa crítica o núcleo duro de votos que el PSOE es capaz de mantener por diversas causas.

La pérdida de apoyo al PP

Algunas informaciones aluden a que esta pérdida de votos del PP respecto a las encuestas tiene mucho que ver con la metodología y la muestra seleccionada en los sondeos, que se concentra en las grandes ciudades (donde el PP tiene más repaldo) y deja de lado los núcleos rurales (donde el PSOE tiene más apoyos).

La mala calibración de la muestra se habría traducido en una sobreestimación de voto para el PP y en una infravaloración del PSOE.

Además, no puede obviarse que hace poco el Gobierno nacional del PP aprobó una nueva legislación laboral que algunos sectores han calificado de muy lesiva para las clases medias y los trabajadores, que serían predominantes en Andalucía. Teniendo en cuenta que dos ministros andaluces (el de Economía, Cristóbal Montoro, y la de Empleo, Fátima Báñez) la apoyaron, sin duda tiene que haber calado en el electorado andaluz. Porque, para más inri, los sindicatos han amplificado la repercusión y han actuado como agentes electorales del PSOE, acudiendo a mítines y dejándose ver con dirigentes socialistas.

El voto seguro del PSOE

Por otra parte, haciendo un recuento de grandes números se ve que el PSOE tiene un importante volumen de votos seguros, o de ciudadanos que bajo cualquier circunstancia lo van a apoyar, pues sus privilegios dependen de que el PSOE siga en el poder.

Sin pretender ser excesivamente riguroso, pues lo datos que se exponen son muy generales y su interpretación es meramente subjetiva, sí sirven en cambio para hacerse una idea -aunque sea aproximada- del gran respaldo que el PSOE tiene en Andalucía.

Veamos:

1 – En Andalucía, el sector público (Administración Central, Autonómica, Local y Empresas Públicas) da trabajo a 556.800 asalariados (el 24% del total de asalariados) en el cuarto trimestre de 2011 (según la encuesta de Población Activa elaborada por el Instituto Nacional de Estadística).  No olvidemos que en esta Comunidad, los criterios de contratación pueden llegar a ser no tan rigurosos como la Ley pudiera llegar a exigir. Tómese por ejemplo el intento de convertir a empleados de empresas públicas (con contrato laboral) en funcionarios sin oposiciones de por medio -método ideal para garantizar un puesto de por vida a los amiguetes de los políticos-. Buena parte de este colectivo puede, por tanto, tener incentivos para apoyar al PSOE.

2 – El PER, mecanismo por el que un agricultor andaluz (o extremeño) que haya trabajado 35 días (sí sí, 35 días, aunque en 2011 se rebajó incluso a 20 para minorar los efectos económicos negativos del temporal que azotó Andalucía) tiene derecho a un subsidio similar al paro durante 6 meses (unos 426 euros por persona y mes). En otros sitios existen los contratos fijos discontinuos, pero en Andalucía está el PER subvencionado. La broma cuesta al Estado 215 millones anuales. Los beneficiarios potenciales son 221.403 agricultores (según Comisiones Obreras), aunque nunca cobran todos ellos.  En 2011, recibieron esta ayuda 151.536 personas en España, de las que 131.991 eran de Andalucía. De esta cifra, más del 60% son mujeres. Además, otras 36.000 personas cobran la Renta Agraria (otra ayuda similar al PER).

No he podido confirmalo, pero -según ciertas fuentes- el sistema podría llegar a tener truco: un agricultor contrata  a un familiar (por ejemplo su mujer) durante 20 días, la despide después, y por la cara ella recibe más  de 400€ durante seis meses. Ello explicaría que el perfil de perceptor de la subvención sean mujeres mayores de 45 años (para más información aquí y aquí). Con este sistema, no es de extrañar que sea tan difícil encontrar parados para trabajar en el campo andaluz.

Para no desviarnos del tema y con objeto de simplificar, dejemos el número de beneficiarios totales del PER en 168.000 (132.000 más 36.000 de la Renta Agraria).

Sólo con estos dos colectivos expuestos en los puntos anteriores (trabajadores del sector público y beneficiarios del PER), la capacidad de influencia del PSOE se elevaría a unos 724.000 votantes. Si además vota un familiar de cada uno de estos “beneficiarios”, la cifra se multiplicaría por 2 y asciende a 1.449.000.

Fuente: Libertad Digital

Pero hay más:

3 – En 2011, el Gobierno socialista de España regó Andalucía con 1.200 millones de euros, entre deuda histórica (784 millones),  el plan Andalucía Sostenible (240 millones) y 200 millones para paliar los daños del temporal. Esto también sirve para comprar muchos votos.

4 – A ello añadimos las redes clientelares del PSOE de Andalucía, que se manifiesta con ayudas y subvenciones del Gobierno Autonómico a empresas privadas de amigos personales de los políticos. Subvenciones que también mantienen muchos empleos -y garantizan votos- y que Libertad Digital ha desvelado brillantemente en La Tela de Araña Andaluza y La Tela de Araña Andaluza 2.

Conclusiones

Con los argumentos expuestos, me parece que el PSOE-Andalucía se ha quedado incluso corto de votos en las últimas elecciones. En estas condiciones, ya no parece tan raro que el PP no haya conseguido la aplastante mayoría que necesitaba…

Fuente: INE

Parece ser que la corrupción podría haber logrado en Andalucía tal grado de imbricación, que la sociedad se ha vuelto permisiva a la misma, y más que combatirla y erradicarla, a lo que se aspira es a formar parte de las redes clientelares creadas y a beneficiarse lo máximo posible, aunque ello sitúe a Andaucía a la cola en todos y cada uno de los indicadores de progreso económico y social, y a la cabeza cuando hablamos de economía sumergida. De ser así , triste noticia sería para la democracia española, porque se estaría profundizando en un círculo vicioso de difícil salida que deteriora la calidad de las instituciones públicas.

Ojalá me esté equivocando.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Cómo es posible que el PSOE siga gobernando en Andalucía?

    • Ya, quizás lleves razón, pero en esas dos regiones la oposición ni siquiera aspiró a ganar las elecciones. Además, creo que en Andalucía confluyen muchos más factores (PER, subvenciones de dudoso objetivo, corrupción casi generalizada,…) que en Murcia y C. Valenciana, donde solamente se han dado casos puntuales de actuaciones supuestamente irregulares, y una cierta tolerancia (bastante sorprendente, eso sí) de los votantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s