Como si fueran los primeros 42.195 metros

El pasado domingo 3 de noviembre la ciudad de Murcia acogió la primera carrera de Maratón de su historia. Aparte del éxito de participación, con más de 2.000 corredores inscritos y las plazas agotadas, hay que destacar la excelente organización, a cargo del club de atletismo Correbirras.

Pusieron mucho empeño en todo, y eso se nota: desde un recorrido que discurría por todo el centro de la ciudad –por donde debe ser-, hasta unos puestos de abastecimiento muy bien organizados, o una exquisita atención en carrera para todos aquellos que necesitasen réflex o vaselina. El sufrido corredor era lo primero, algo que es de agradecer y que no en todos sitios reparan.

Es cierto que no se disponía de los medios más modernos de los que gozan otras pruebas similares de más renombre, pero la verdad es que daba igual. El entusiasmo suplía esas posibles carencias.

301

El público, como suele ocurrir en Murcia cuando facilitas las cosas, tampoco falló, y abarrotó las calles para animar a esos locos desconocidos que se enfrentan a un reto extremo. Me hace pensar que no estaría nada mal cerrar el casco histórico más de un día y dar todo el protagonismo a los viandantes.

Lo único que quizás no acompañó del todo fue la climatología: 23ºC a media mañana no es la temperatura ideal para correr. Pero es que los calores que se están padeciendo en Murcia en noviembre tampoco son muy normales que digamos.

La jornada fue una completa fiesta. Incluso, para un joven de treinta y pocos que, por primera vez en su vida, se proponía completar la distancia mágica: los 42.195 metros (sí, poco más de 42 kilómetros) que separan la salida y la meta de una maratón.

Ese joven, apasionado del atletismo y editor de este blog, tenía ya unas cuantas ‘medias’ en sus piernas antes de aprovechar la ocasión que brindaba la celebración de una ‘completa’ tan cerca de su casa.

En ocasiones, resulta bonito afrontar la vida como una serie de retos personales y, entre ellos, debo reconocer que acabar un maratón es una experiencia inolvidable.

En un momento, justo antes del pistoletazo que marcaba el inicio de la prueba, todas las dudas desaparecieron y las ideas se aclararon. Ya no existían los nervios típicos de saber si sería capaz de terminar. O las dudas sobre si unas pequeñas molestias en la cadera la semana previa me permitirían dar lo mejor de mí. Solo quedaban en la memoria los largos entrenamientos que me debían aupar hasta el final.

Las largas charlas previas de Whatsapp con los compañeros de fatigas también pusieron de su parte para forjar el espíritu. Y, de repente, se sumaron los ánimos de la gente, los de miles de personas anónimas que salieron a las calles de Murcia a apoyar a unos cuantos locos que iban a correr entre tres y seis horas. Y, por supuesto, de algunos amigos y compañeros del club de atletismo Sunset Runners que por diversos motivos no pudieron participar pero que no se querían perder la cita como un espectador más.

Todo ello ayudó a llevar mejor los primeros tramos. Y así llegamos hasta el famoso  ‘Muro’, ese que maca el kilómetro 35, cuando las fuerzas flaquean y en el que a buena parte de los corredores les da el bajón. Tengo que reconocerlo, yo no fui una excepción. El hecho de haber llegado un poco corto de forma (hacedme caso, dos meses y medio de entrenamiento no son suficientes para afrontar en condiciones óptimas un maratón) y el excesivo calor, me pasaron factura en la parte final.

Pero es entonces cuando se deja de lado lo racional, se sacan fuerzas de flaqueza y se tira para adelante. Después de tanto esfuerzo, cumplir un sueño tiene más poder que el agotamiento físico.

Además, sigo considerando que en el primer maratón, lo importante es sencillamente acabar. Así me lo habían comentado los compañeros de entrenamiento las semanas previas. Y así lo ratifico yo ahora.

Así que, Misión Cumplida.

Ahora, a por el siguiente reto.

———————————

Por cierto, recuerda que si estás interesado en seguir mis entrenamientos puedes agregarme como amigo en Endomondo.

Por otra parte, quizás también puedan interesarte los siguientes artículos:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada.

Licencia de Creative Commons

Anuncios

12 pensamientos en “Como si fueran los primeros 42.195 metros

  1. Pingback: Lo mejor de Saeba’s Website en 2013 (y pequeño regalo) | Saeba´s Website

  2. Pingback: Adiós a Eusébio, futbolista de leyenda | Saeba´s Website

  3. Pingback: El día que Luís estuvo en Molina de Segura | Saeba´s Website

  4. Pingback: Por qué somos del Atleti | Saeba´s Website

  5. Pingback: Atléticos, no lloréis | Saeba´s Website

  6. Pingback: Premios al Deporte Molinense 2015 | Saeba´s Website

  7. Pingback: IX Memorial de Fútbol Sergio Maeso | Saeba´s Website

  8. Pingback: ¿Y si el FC Barcelona no hubiese ganado la Liga 2015? | Saeba´s Website

  9. Pingback: Qué tiempo tan feliz | Saeba´s Website

  10. Pingback: La Liga 2015/16 y la eficiencia económica | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s