¿Solucionamos el déficit público español?

  • Para reconducir el elevado déficit público español solo hay dos alternativas: bajar el gasto público o subir los ingresos, ¿por cuál de estas opciones debería optar el Gobierno?
  • En las líneas que siguen se expone una justificación que permitiría asemejar la fiscalidad española a la de los países de su entorno.

Es conocido que, desde el inicio de crisis originada por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria española en 2008, las Administraciones Públicas españolas están teniendo serias dificultades para controlar el déficit público. Tanto, que en repetidas ocasiones se ha superado el límite establecido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (fijado en el 3% del PIB del país).

Deficit España 2013

Los déficits acumulados entre 2008 y 2013 suman nada menos que 550.000 millones de euros, lo que ha propiciado que la deuda pública haya pasado desde el 40,2% del PIB por aquel entonces -una de las más bajas de la Eurozona- al 93,9% actual, por encima ya de la media de los países del Euro (92,6%).

Esta circunstancia puede llevar a una insostenibilidad de las finanzas públicas españolas, por lo que ha sido necesario acordar con las autoridades europeas un Programa de Estabilidad  y un Programa Nacional de Reformas para volver en un periodo razonable -en 2017- a unos niveles admisibles de déficit -el 3% citado-.

En 2013, ese ajuste estaba en marcha pero, aún así, España presentaba un déficit público equivalente al 7,2% del PIB, el cuarto mayor entre los países de la Unión Europea, sólo superado por Eslovenia, Grecia e Irlanda. Por tanto, habrá que hacer ajustes adicionales en las anualidades venideras para reconducir la situación.

Y, dado que el déficit no deja de ser la diferencia entre los ingresos y gastos del sector público, recuperar el equilibrio pasa necesariamente por tres opciones: reducir el gasto, aumentar los ingresos, o una combinación de ambas. Así pues, resulta de interés profundizar un poco en analizar en qué situación está España en cada una de esas variables en comparación con los países de su entorno para evaluar las posibles acciones.

En este sentido, el gasto público en España representaba en 2013 el 44,8% del PIB, una cifra inferior a la media de la UE y de la eurozona . Y es que, en la última década, el peso del gasto español (línea verde contínua del gráfico adjunto) ha sido tradicionalmente bastante más moderado que en el resto del viejo continente (línea verde discontínua). Solamente en los últimos años muestra una cierta aproximación, impulsado en parte por el mayor gasto asociado a prestaciones sociales, ante la elevadísima cifra de desempleo y, en algunos años como 2012, por el coste del rescate al sector financiero. Por tanto, debe tenerse en cuenta que el gasto público español es relativamente bajo en el contexto europeo, lo que no quiere decir, en absoluto, que se esté gastando bien o que el mismo sea eficiente (cuestiones éstas que requerirían un análisis mucho más detallado).

Sector Publico España UE 2013Por otra parte, tenemos que el ingreso público se quedaba en apenas el 37,8% del PIB español, casi ocho puntos menos que la media europea. De hecho, España es tras Irlanda el segundo país de la Zona Euro con menor presión fiscal. Y, en el ámbito de la Unión Europea, solamente en algunas república de la antigua Unión Soviética incorporadas recientemente se da un protagonismo menor de los ingresos públicos.

Teniendo en cuenta una evolución histórica, debe hacerse notar que al igual que en los gastos, España también ha presentado desde hace bastantes años una participación de los ingresos públicos mucho menor que la media europea. Solamente a mediados de la década pasada, con el auge de los impuestos asociados al boom de la construcción, se logró una pequeña convergencia hacia la media europea. Pero, en cuanto la burbuja inmobiliaria explotó, los ingresos retrocedieron rápidamente, presionados también a la baja por otros factores como la caída de la renta de las familias y el descenso del consumo, que cercenan la recaudación de determinados impuestos como por ejemplo el IRPF y el IVA.

Ingresos Sector Publico 2013En definitiva, si España desea reducir sus elevadas cifras de déficit, debe plantearse la resolución de una ecuación sencilla: no se puede tener un Estado de Bienestar como el noruego -basado en una grandísima presencia del gasto social-, con unos recursos fiscales como los estadounidenses -caracterizados por una presión fiscal muy baja-.

Si encuestiones de sector público España desea asemejarse a los países de su entorno, no sería descabellado pensar en un mantenimiento de las cifras de gasto, acompañado de una mejora de los ingresos. Desde el lado del gasto, ello no obstaría para exigir la mayor eficiencia posible en el empleo de recursos públicos acompañada de la necesaria transparencia. Por lo que atiende a los ingresos, las vías para mejorar sus niveles quedarían sujetas a decisiones obviamente políticas, que podrían pasar, por ejemplo, por reforzar la lucha contra la economía sumergida, por revisar la legislación tributaria para evitar que determinados agentes paguen menos impuestos que si estuvieran en un paraíso fiscal, o incrementar el peso de la tributación ambiental para equipararla a la de los países europeos. En cualquier caso, se precisaría una reforma fiscal integral compatible con una mayor progresividad que no obstaculice el crecimiento económico.

————————————————-

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada.

Licencia de Creative Commons

Anuncios

4 pensamientos en “¿Solucionamos el déficit público español?

  1. El problema,que comparto con mucha gente, es que el estado de las autonomías se ha hecho tan grande que aquí se ha venido a convertir en una máquina de gastar dinero en asesores, diputaciones, coches oficiales, dietas y un largo etc. además del siempre posible y factible llanto de las “historicas” para pedir más,y en esa carrera de pedir el resto por supuesto tampoco quieren quedarse cortos. Y los políticos de uno u otro color no atajan esto, porque es de lo que viven, por lo que se hacen llamar clase, ellos y sus privilegios.

  2. Pingback: España no es país para emprendedores | Saeba´s Website

  3. Pingback: 35 años del trasvase Tajo-Segura | Saeba´s Website

  4. Pingback: ¿Quieren acabar con el Trasvase Tajo-Segura? | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s