Atléticos, no lloréis

  • AtleticoMadridPara los atléticos, el pundonor y la entrega se ha impuesto a la derrota.
  • El Atlético de Madrid ya no será ‘El Pupas’ nunca más, aunque haya perdido la final de la Copa de Europa.

El reloj marcaba las 22:15 horas. Los eternos segundos parecían no pasar aquel 24 de mayo en el que el Atlético de Madrid estaba a punto de ganar su primera Copa de Europa, la competición de fútbol más prestigiosos del continente europeo

El videomarcador del Estadio da Luz de Lisboa marcaba el minuto 90 de partido, y reflejaba una mínima ventaja de 1 – 0 para el conjunto rojiblanco. Aunque el colegiado había decidido prolongar el encuentro cinco minutos más, la afición saboreaba ya la inminente victoria…

Todo parecía un sueño para el club colchonero, que disputaba la segunda final de su historia en esta competición. En la primera, cuando pocos hogares españoles tenían un televisor a color, no pudo ser. Corría el año 1974 y el rival era el Bayern Munich, ese mismo equipo que ahora entrena Pep Guardiola, y que era ya entonces igual de temible. El Atlético se adelantó en el estadio de Heysel con un gol de Luis Aragonés, pero en el último minuto un jugador alemán de nombre casi impronunciable –Schwarzenbeck- sacaba un trallazo que igualaba el encuentro y era el anticipo del desplome de los colchoneros. Quizás ahí empezó a forjarse la leyenda de ‘El Pupas’.Ahora, cuarenta años después, era el momento idóneo para redimirse. Porque encima el oponente era el eterno e histórico rival, el Real Madrid. Es cierto que el Atlético llegaba al partido con sus dos mejores jugadores (Diego Costa y Arda Turam) lesionados, y que el Real Madrid contaba con un presupuesto cuatro veces mayor.

Pero todo eso no importaba. Como en diversas ocasiones había recordado el entrenador atlético, Diego Pablo Simeone, “las finales no se juegan, se ganan”. Y más si, como era el caso, se ha cumplido el tiempo reglamentario y los tuyos van por delante en el marcador.

El míster argentino tenía confianza plena porque sus chicos habían conseguido conformar un bloque muy sólido. Tanto, que solo una semana antes habían conseguido ganar el título nacional de Liga, por delante del FC Barcelona y del propio Real Madrid.

Así pues, el golpe podía ser maestro. De culminar la gesta, podía cerrarse una temporada perfecta.

Todos esos sentimientos se unieron en ese preciso instante en aquel lugar de la capital lisboeta, la que una vez estuvo bajo el dominio de la monarquía española.

Pero entonces, a apenas unos segundos para el final, de nuevo en el último minuto, un cabezazo incontestable de un defensa del Real Madrid, Sergio Ramos, empató el partido. Y volvieron todos los fantasmas. Los que mismos que pulularon hace cuarenta años en Heysel. Hasta Schwarzenbeck amenazó con aparecer por allí.

El resto es historia. Acto seguido, el Madrid anotaba tres goles más en la prórroga y se hacía con su décimo centro continental.

Con la decepción de la derrota, la reacción lógica de la hinchada colchonera hubiese sido venirse abajo. Lo normal es que el desánimo hubiese hecho mella en la afición.

Afortunadamente, no ha sido así. La gente atlética ha reconocido el tremendo esfuerzo realizado por los suyos. Un equipo que ha demostrado que, con buena organización, unas bases sólidas y mucho –muchísimo- sacrificio se puede competir con rivales mucho más poderosos económicamente. De igual a igual. Sin complejo de inferioridad alguno.

Quizás sea por ello que, en los días posteriores, en las calles se hayan visto muchas más camisetas del Atlético que del ganador de la final. El mensaje es claro y unánime: “no tendremos dinero, pero hemos venido para quedarnos”.

A partir de ahora, hay que contar siempre con el Atlético de Madrid, el equipo en el que “el esfuerzo no se negocia”.

Los atléticos deben –debemos- llorar hoy, pero no se tristeza, sino de alegría.

———————————

Quizás también puedan interesarte los siguientes artículos:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada.

Licencia de Creative Commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s