La insoportable levedad del tiempo

  • Flores en primavera en la ciudad de Murcia.

    Flores en primavera en la ciudad de Murcia.

    ¿Existe el tiempo? En caso de ser así, el ser humano debería aprender a relativizar todo -hasta su propia existencia-, del mismo modo que hace con el tiempo.

  • Misma festividad en días distintos, y  mismo día con celebraciones diferentes. Dos caras de la misma moneda.

La humanidad tiene sus cosas. Por ejemplo, el pasado viernes 20 de marzo buena parte del mundo esperaba impaciente la entrada de la primavera. Un hecho que, astronómicamente, se produjo en España a las 22:45. Al mismo tiempo, en otros muchos lugares se preparaban para otra efeméride que coincide con el inicio primaveral. Así, el mundo persa celebraba la fiesta de Novruz, o, lo que es lo mismo, su año nuevo, el 1394 de su calendario.

Esta fiesta es compartida por países como Afganistán, Albania, Azerbaiyán, Macedonia, Rusia, la India, Irán, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán o Turquía.

Es curioso como un mismo día puede tener connotaciones muy distintas en lugares muy distintos. De hecho, aunque el ser humano ha consensuado la manera de medir el tiempo -una variable que a estas alturas dudo incluso que exista-, resulta chocante que no hay encontrado la forma de consensuar cómo estructurarlo, no resultando posible establecer un calendario unificado en todo el planeta. Esta aparente “incoherencia” es símbolo inequívoco del relativismo absoluto en el que desarrolla la existencia humana.

El tiempo, en caso de existir, es siempre relativizado, lo que debería dar pie a no establecer absolutismos en nada. Ni siquiera en la propia existencia humana.

Y es así como llegamos a la paradoja de que un mismo evento  se celebre en fechas distintas según el país. Por ejemplo el cambio de año en el mundo persa se celebra en el mes que el calendario gregoriano denomina como marzo, pero en  Europa tiene lugar al finalizar diciembre y en otras partes como China, suele darse en lo que el mundo occidental conoce como febrero.

Mismo día, festividades distintas

De igual modo, se tiene que un mismo día -en un mismo “momento del tiempo”, si se prefiere esta denominación- se celebran efemérides distintas en cada lugar del mundo. Hasta el punto de llegar a coincidir festividades de origen claramente pagano con otras eminentemente religiosas. Y es que las creencias religiosas juegan un papel primordial en todo este “meollo”.

Sin profundizar demasiado, es evidente que el 24 diciembre, fecha en la que el cristianismo fija el nacimiento de su mesías Jesucristo, coincide con el día festivo de la Saturnalia en la tradición del Imperio Romano -como ya expuse en el artículo “¿Qué celebramos (realmente) en Navidad?”-.

Casualidad podría decirse. Si no fuera porque dichas “coincidencias” -azarosas o no- se repiten con más frecuencia de la esperada. ¿O acaso el Día de Reyes de la tradición cristiana no es el mismo que los antiguos egipcios llamaban Jornada de Osiris?

Extracto de El Secreto Egipcio de Napoleón, de Javier Sierra

Extracto de El Secreto Egipcio de Napoleón, de Javier Sierra

Los ejemplos aquí expuestos se limitan a la religión cristiana por ser la más cercana a quién escribe estas líneas, pero a buen seguro se dan también en otras muchas culturas y religiones. Es posible que las múltiples creencias del ministerio de la fé humana que se han dado a lo largo de la Historia se hayan influido mutuamente entre sí, razón por la que cuesta todavía más entender que no se pueda llegar a una “armonización” mayor del calendario planetario.

Quizás, solo quizás, revisando todas aquellas doctrinas, actuales u olvidadas -no nos olvidemos de la exactitud del calendario maya-, se podrían establecer nexos de unión para una mejor comprensión del tiempo y la astronomía. Ya sean estos lineales o cíclicos.

Pero mientras tanto, tendremos que seguir aguantando la insoportable levedad del tiempo y pensando que nuestra existencia está plagada de casualidades. Precisamente esas en las que no creo.

 ————————————————————–

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada.

88x31

Anuncios

2 pensamientos en “La insoportable levedad del tiempo

  1. Pingback: Galeano in memoriam | Saeba´s Website

  2. Pingback: Los españoles y la lectura | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s