Charlie Hebdo, Islam y Terrorismo

Ha pasado ya algún tiempo desde que ocurriera el atentado terrorista contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, en el que fallecieron 12 personas . Que unos cuantos islamistas, radicales y descerebrados, entraran ataviados con metralletas en la redacción de una revista e intentaran tomarse por su cuenta “justicia divina” por la publicación de algunas caricaturas de Mahoma, sin duda da mucho que pensar. Quizás por ello, empieza a ser buen momento para analizar en frío todo lo ocurrido, y reflexionar más sosegadamente sobre los extraños pensamientos que me suscita aquel trágico suceso.

París nunca morirá

El primero es relativo al lugar en el que tuvo lugar. Y ahí mis impresiones poco cambian respecto a las que tenía anterioremente. Que, pese al sangriento ataque, la Ciudad de la Luz sigue siendo maravillosa. Es difícil, muy difícil explicarlo, pero cada vez que uno visita París, es como si una parte de su corazón se quedase allí para siempre. Y, quien tenga dudas al respecto, siempre podrá dirimirlas recurriendo al número 3 de la revista Acantilados de Papel -dirigida por aquel entonces por el escritor murciano Francisco Javier Illán Vivas-. Su título, “Siempre nos Quedará París” deja pocas dudas. La publicación puede consultarse íntegra y gratuitamente en el siguiente enlace (o pinchando directamente sobre el enlace):

http://es.calameo.com/read/0019314223a7ffc213c12

AcantiladosdePapel3

Esto no va (solo) de religiones

Prueba de esa grandeza de los parisinos en particular y de los franceses en general fueron las numerosas manifestaciones que tuvieron lugar los días posteriores al atentado. La gran mayoría de ellas con un marcado carácter conciliador. Una reacción muy diferente, por cierto, a la de otros países como España, donde pronto empezaron a darse actitudes claramente islamófobas.

Tendencias en Twitter tras el atentado. Fuente: @ju4nfo (http://ow.ly/Im9hr)

Tendencias en Twitter tras el atentado. Fuente: @ju4nfo (http://ow.ly/Im9hr)

Es posible que los españoles no hayamos entendido que esto no se trata solo de religiones.  ¿Cual de ellas no ha llamado a lo largo de la Historia a sus particulares e interesadas guerras santas? En el cristianismo, en el islam, en el budismo, en el sintoismo, en todas ellas hay buenos y malos. Es más, esto tampoco se trata solo de buenos y malos. La bondad y la maldad no dejan de ser conceptos relativos que pueden cambiar a lo largo de la Historia, y eso también es fundamental comprenderlo. ¿Cuánto no hubiese pagado Copérnico por que la Iglesia Católica hubiese sido un poco antes más tolerante con pensamientos científicos justificados y razonados? Si hubiésemos relativizado nuestros conceptos de bien y mal -y fuésemos conscientes de sus limitaciones- se habría evitado mucho derramamientos de sangre. ¿Por qué religiones que predican la salvación eterna incitan al mismo tiempo al odio?

Esto tiene unas raíces mucho más profundas

Esto -a diferencia de lo que afirma Pérez-Reverte– tampoco va solo de heridas no cicatrizadas hace siglos. No son solo todas esas cosas. Esto es básicamente cosa de distinguir entre terroristas y quienes no lo son. Sí, entre quienes -según definición de la Real Academia Española- “practican actos de terrorismo” y quienes no. Pero, en este punto, identificar a todo árabe, musulmán, islámico o islamista –aquí una interesante “guía simplificada” para aprender a diferenciar entre cada uno de esos términos- con un terrotista sería un grave error. Porque ni todos los musulmanes son terroristas, ni todos los terroristas son musulmanes. Puede que sea cierto, como sostiene el historiador David Rieff, que la gran sorpresa histórica de nuestra época haya sido que “el Islam esté en crisis”, y que reflejo de ello sean determinados actos de una minoría de radicales. Esos que perpetran atentados en Europa. O esos otros que como Boko Haram -que por cierto ha jurado lealtad al Estado Islámico- están generando grandes masacres en Nigeria y otros países africanos. Pero claro, como estos hechos no ocurren en Europa, parece que nadie dice nada ni hace manifestaciones multitudinarias.

Masacre de Boko Haram en Nigeria. Fuente: Euronews

Masacre de Boko Haram en Nigeria. Fuente: Euronews

En todos esos casos, el propio Islam -y sus líderes, si es que eso existe-, como religión, cultura y forma de vida, deberá decidir qué hace, porque de perpetuarse la situación actual los principales perjudicados serán los propios musulmanes que desean convivir en paz en otras sociedades que hace tiempo abandonaron la violencia como objetivo social último. Lamentablemente, acabarían pagando justos por pecadores. Pero, en cierto modo, poco se podría reprochar: Europa y América bastante tiene con aguantar a sus terroristas como para soportar a los de fuera.   Aquellos, además, no son pocos. Porque, como se señalaba más arriba, el terrorismo no es exclusivo de una determinada zona geográfica. En la misma Europa lo estamos constatando, pues lo que ocurre ahora mismo entre Ucrania y Rusia es precisamente eso: terrorismo. Con más de 5.000 víctimas mortales hasta el momento. Y el problema es que siempre suele haber daños o víctimas colaterales. Lamentablemente, no hemos entendido todavía que el futuro no se escribe levantando muros, sino derribándolos. Y, en un mundo sin muros, los terroristas (africanos, europeos, asiáticos o de donde sean) sobran. Al final, cada sociedad debe encontrar sus valores, como ya defendí hace tiempo para algunos países europeos. Muchas sociedades están en la búsqueda, pero quizás el Islam es el que está más lejos de conseguirlo por las profundas diferencias internas que presenta. Esas que imposibilitan la convivencia relativamente pacífica que -en la actualidad- sí se da en la Fé  cristinana. En definitiva, que la diferencia no está entre cristianismo/islamismo o buenos/malos, sino entre terroristas/no terroristas.

De aberración en aberración

Los hechos de París y de Nigeria son una sencilla aberración, sean quienes sean los que lo perpreten. Como también lo son los actos terroristas del denominado Estado Islámico en las últimas semanas. Porque se sobrepasan las líneas rojas cuando se asesina a alguien sencillamente por ser homosexual. De nuevo, esa perversión que establece a priori qué es “bueno” y qué “malo”. Porque tampoco se puede atentar contra la Historia de la Humnaidad e intentar borrar una civilización como impunemente se está haciendo en Irak. O cuando se juega con los sentimientos de las personas mediante actos crueles e inncesarios.

Un acercamiento “liviano” al conflicto

Para conocer mejor el conflicto total en el que vive ese planeta llamado tierra, lo mejor es leer, leer y leer, Pero, para quienes no les guste leer, la extraordinaria serie televisiva Homeland ayuda a entender -al menos parcialmente- la conflictiva relación entre Oriente y Occidente, así como las cicatrices que dejan las numerosas guerras pasadas -sí, esas que quizás nunca llegaron a acabar del todo-.

Pequeñas conclusiones

  1. La ciudad de París sigue siendo maravillosa
  2. Entender la situación actual del mundo no va (solo) de religiones y de distinguir entre buenos y malos.
  3. Va de distinguir entre terrotistas y quienes no lo son.
  4. Ni todos los musulmanes son terroristas, ni todos los terroristas son musulmanes
  5. El futuro no se escribe levantando muros, sino derribándolo, y ahí la formación cultural debe jugar un papel clave.

  ————————————————————–

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada. 88x31

Anuncios

3 pensamientos en “Charlie Hebdo, Islam y Terrorismo

  1. Pingback: En Europa, o todos culpables o todos inocentes | Saeba´s Website

  2. Pingback: Una historia de Grecia y sus acreedores | Saeba´s Website

  3. Pingback: Greferendum y el futuro próximo | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s