En Europa, o todos culpables o todos inocentes

  • En una Europa Moderna, no se pueden aplicar distintas varas de medir según quién haga qué.

Ruego al lector que lea atentamente la siguiente aseveración, y que aunque no la comparta siga leyendo hasta el final del post –prometo ser breve-:

“En los años 30, los ciudadanos alemanes eran conscientes de todo lo que estaba haciendo su gobierno, para más INRI elegido democráticamente. Prueba de ello es que lo respaldasen públicamente. Por tanto, todos ellos deben asumir las consecuencias de sus actos y pagar por las irresponsabilidades de sus representantes públicos”.

Fuente: Life y Curistoria

Fuente: Life y Curistoria

Si algún alemán lee estas líneas, muy posiblemente no estará de acuerdo con las ideas en ellas expresadas.

Sin embargo, el problema está en que una parte importante de la opinión pública alemana, así como altos representantes gubernamentales y economistas importantes del país sí las suscriben, aunque con dos “pequeños” cambios. El primero, el que resulta de sustituir “los años 30” por “la primera década del siglo XXI”. El segundo, eliminando la palabra “alemanes” y poniendo “griegos”.

Es decir, determinados sectores alemanes defienden que:

“En la primera década del siglo XXI, los ciudadanos griegos eran conscientes de todo lo que estaba haciendo su gobierno, para más INRI elegido democráticamente. Prueba de ello es que lo respaldasen públicamente. Por tanto, todos ellos deben asumir las consecuencias de sus actos y pagar por las irresponsabilidades de sus representantes públicos”.

Quien escribe estas líneas no emite opinión al respecto del contenido de la primera ni de la segunda aseveración. Pero lo que no considera justo es que se intenten aplicar criterios distintos para evaluar ambas situaciones, que son similares por lo que respecta al comportamiento de la población “de a pie” -no así de los respectivos gobernantes, pues jamás se podrá comparar un genocidio con un incumplimiento financiero-. Aquí, si todos hacemos lo mismo, o todos somos inocentes o todos somos culpables. Lo que no puede ser es que tú seas inocente y yo culpable. O viceversa.

Si los alemanes tras realizar un genocidio y declarar la mayor quiebra de la Historia de un Estado soberano son inocentes, los griegos por dejar de pagar el dinero que deben también lo son. Porque, si algo ha quedado claro es, primero, que en 1953 a Alemania se le perdonó una deuda gigantesca contraída en el período de entreguerras, como así atestiguan las hemerotecas. Si fue justo o no, es algo que aquí no se entra a valorar. Y, segundo, que las ingentes cantidades de dinero prestadas por todos los europeos al Gobierno griego, han servido para poco más que para que este pudiera devolver a los bancos europeos -sobre todo franceses y alemanes- el dinero que estos irresponsablemente le habían prestado en la década anterior. Es decir, que solo ha servido para rescatar a determinados bancos irresponsables franceses y alemanes.

Entiendo que los países europeos quieran recuperar el dinero que han prestado al Gobierno Griego -y aquí conviene distinguir entre el Gobierno de un país y sus ciudadanos-. Es cierto que quizás no se debería haber llegado a la situación actual en la que la Comisión Europea ha perdido la paciencia con Grecia. Entiendo también que la posición de algunos negociadores griegos como Varoufakis puede resultar prepotente. Incluso, entiendo que los Gobiernos griegos de las últimas décadas han hecho mucho muy mal -como explican en Economía en la nube-, razón por la que no seré yo quien los defienda.

Pero hay que subrayar también que el llamado “rescate a Grecia” ha sido en realidad un “rescate a algunos bancos europeos” -como señala el Nobel de Economía Joseph Stiglitz- para tapar que estos habían financiado las irresponsabilidades de los dirigentes griegos. De este modo, se ha convertido un problema privado de determinada parte del sector financiero europeo -principalmente francés y alemán-, en un problema público europeo.

El Ministro Griego de Finanzas, Varoufakis (derecha). Fuente: Vozpopuli

El Ministro Griego de Finanzas, Yannis Varoufakis (derecha). Fuente: Vozpopuli

Pero claro, de eso algunos -sobre todo los políticos alemanes- no quieren ni oír hablar. Solo defienden lo “malvados” que son los griegos. Es lo que hacen gente como  Angela Merkel, Jens Weidman, Wolfgang Schäuble, o Sigmar Gabriel. Este último se jacta de que la Unión Europea no se dejará “chantajear” por Grecia. Me pregunto si opina lo mismo de “lo de 1953“.

Precisamente los alemanes, por su historia, deberían saber la forma tan diferente con la que se afronta el futuro cuando se arrastra una pesada deuda -como ellos tras la I Guerra Mundial y el Tratado de Versalles-, o cuando te “perdonan” una parte de la misma -como en el referido Acuerdo de Londres de 1953-.

Otro Nobel de Economía, Amartya Sen, ha alertado de la miseria que generará para Grecia la losa de su elevada deuda:

En la situación en que se ha encontrado la economía mundial, la austeridad sólo lleva a cada vez más sufrimiento y, en la situación actual de Grecia, eso es lo que estamos viendo. Está claro que Grecia ha prometido mucho y cumplido poco pero, como mínimo, es muy desagradable ver a todos contra uno en las actuales negociaciones.

Pero insisto, no es el fin de este post tomar posicionamiento sobre lo que está ocurriendo con Grecia. La decisión sobre si es justo o no, solo corresponde a la ciudadanía europea en su conjunto -y no solo a los alemanes-. Pero estaría bien que se tuviera un poco de perspectiva.

  ————————————————————–

  ————————————————————–

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada. 88x31

Anuncios

8 pensamientos en “En Europa, o todos culpables o todos inocentes

  1. Totalmente de acuerdo con Ramgon, muy buena la comparativa, da una visión diferente a la que nos venden en los medios, eso sí, de difícil solución.

  2. Ojalá se pueda alcanzar pronto una solución satisfactoria para todos. Soy partidario de que las deudas se paguen, pero en este caso habría que buscar unos términos y condiciones que no asfixien más de la cuenta a un país muy deprimido. Tener un poco de perspectiva nunca está de más.

  3. Pingback: Una historia de Grecia y sus acreedores | Saeba´s Website

  4. Pingback: Greferendum y el futuro próximo | Saeba´s Website

  5. Pingback: España y la divergencia económica regional | Saeba´s Website

  6. Pingback: Causas reales del déficit público español | Saeba´s Website

  7. Pingback: Desigualdad y empleo en Murcia | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s