Una historia de Grecia y sus acreedores

  • No siempre Grecia debió tanto dinero a las instituciones europeas
  • ¿Por qué omite casi siempre quiénes fueron los principales beneficiarios del rescate de 2010?
  • Tanto Grecia como la UE deberían haber sido más responsables

El año 2015 no está siendo demasiado bueno para el Gobierno de Grecia. A mediados de dicha anualidad, la acumulación de una enorme deuda soberana, y los conflictos con sus acreedores para establecer unas condiciones asumibles para su devolución, están dejando al país al borde de la quiebra financiera y del abandono de la Eurozona.

Es cierto que la situación del país ha sido complicada en el último lustro –desde que se conoció que Goldman Sachs le había ayudado a maquillar sus cifras de déficit desde su adhesión a la Eurozona-, pero la situación parece haberse enquistado recientemente.

Las negociaciones que con el Gobierno Griego están manteniendo la Comisión Europea, El Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional para reconducir la situación –o para encontrar la solución menos perjudicial- se suceden sin éxito. No es de extrañar el énfasis de estos organismos internacionales, pues en la actualidad son los principales acreedores del Estado Griego.

No es cuestión baladí, pues si la deuda griega equivale al 180% de su PIB, las tres cuartas partes -el 75%, o 3 de cada 4 euros- se las deben a los acreedores citados, principalmente a la Eurozona (60% del total) y en menor medida a Fondo Monetario Internacional (10%) y Banco Central Europeo (6%).

Fuente: Statista

Reparto de la Deuda Soberana Griega en 2015. Fuente: Statista

Sin embargo, el reparto no fue siempre así. Esta configuración de la deuda surgió del rescate al país puesto en marcha por estos organismos en 2010 –los detalles pueden consultarse en este artículo de El País-. Antes de que se desatara la tormenta, Grecia estaba en manos de otros prestamistas internacionales: los bancos, sobre todo europeos. Allá por 2008, entre los principales acreedores extranjeros, destaca que los bancos franceses amasaran el 26% de la deuda externa griega, los alemanes el 15% y los belgas, holandeses, luxemburgueses e ingleses en torno al 10% cada uno.

Tenedores extranjeros de los títulos de la deuda griega a fines de 2008. Fuente: Globalnet a partir de Banco Internacional de Pagos

Tenedores extranjeros de los títulos de la deuda griega a fines de 2008. Fuente: Globalnet a partir de Banco Internacional de Pagos

Por tanto, lo que muchas veces se omite es que aquel rescate sirvió para que la deuda griega pasara de bancos privados a instituciones públicas –como ya expuse en En Europa, o todos culpables o todos inocentes-. Permitió ofrecer a Grecia una refinanciación de sus obligaciones a más largo plazo con condiciones más benignas, pero también para salvar del colapso por impago a importantes e irresponsables bancos franceses y alemanes.

De hecho, evitó la asfixia del Gobierno Griego de aquel entonces –cuando Syriza no había llegado al poder-, pero se ofreció poco alivio al sufrido pueblo heleno. En realidad este, uno de los más pobres de la Eurozona, apenas se benefició del “rescate”, como muestra esta infografía recogida por ZeroHedge. Gobernantes y bancos griegos sí que pillaron su parte del pastel.

Greek bailout uses 2_0

A dónde fue el dinero del rescate griego. Fuente: ZeroHedge a partir de MacroPolis

En definitiva, creo que Grecia debería devolver su deuda –con condiciones financieras que no asfixien en exceso al país. Creo también que son los gobernantes griegos –sobre todo los que la década pasada originaron el problema- los que deberían asumir sus responsabilidades, y no la mayoría del pueblo griego, uno de los más pobres de Europa. Y creo, finalmente, que para predicar con el ejemplo, el gobierno alemán también debería devolver la “púa” que dejó en 1953, en condiciones también benignas, por supuesto.

Tanto Grecia como la UE deberían haber sido más responsables en la crisis actual. Ojalá la UE sepa revisar la Historia, y ver las “sutiles” diferencias entre el Tratado de Versalles de 1919 y el Acuerdo de Londres de 1953.

Algunos ex dirigentes del FMI, como Strauss Kahn -ver esta presentación en Le Monde-, ya han asumido parte de su culpa. Como reza el dicho, más vale tarde que nunca.

Ojalá se pueda solucionar todo satisfactoriamente. Lo antes posible.

  ————————————————————–

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada. 88x31

Anuncios

4 pensamientos en “Una historia de Grecia y sus acreedores

  1. Pingback: Greferendum y el futuro próximo | Saeba´s Website

  2. Pingback: España y la divergencia económica regional | Saeba´s Website

  3. Pingback: Causas reales del déficit público español | Saeba´s Website

  4. Pingback: Desigualdad y empleo en Murcia | Saeba´s Website

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s