Navidades atípicas

Se acerca, inexorable como siempre, el final de año. En las calles se respira el típico ambiente navideño, con el contínuo movimiento de personas que van y vienen no se sabe muy bien dónde.

IMG_20151214_201912

Iluminación navideña en la ciudad de Murcia

Incluso, tras varios años de intensa crisis económica en España. el comercio comienza a repuntar, quizás más por la desesperación de poner una pausa a las penurias vividas los últimos años, que por una mejora real en los bolsillos de las familias.Sea como fuere, los comerciantes esperan hacer el agosto… en pleno invierno.

El panorama parece, por tanto, embriagador y acogedor. No podría ser de otra manera al observar a las personas reunirse con sus seres queridos y compartir momentos agradables. Hay, por extraño que parezca, un inusitado y renovado espíritu de ayuda al prójimo y al más necesitado, que muy posiblemente hace sentirse mejor a una mayoría.

Aún así, hay algo que no acaba de cuadrarme de estas fechas. Quizás sea por los efectos colaterales de la climatología que nos está tocando vivir, más propia de la primavera que de estas fechas, que me llevan de nuevo a pensar que “al ver las luces de navidad siento que tanta gente por la ciudad me está agobiando”, como pregonaban los músicos Varry Brava hace un tiempo. Como decía, quizás sea por ello por lo que no deja de rondarme una idea en la cabeza: ¿es suficiente con sentir esa “solidaridad”  durante unos pocos días, mientras observamos un mundo que dista mucho de que desearíamos? Ahí tenemos las noticias, los trágicos atentados de París, medio mundo en guerra por ideologías religiosas , el otro medio por ideologías económicas y monetarias, las crecientes desigualdades, las miserias extremas, las personas castigadas injustamente, el desastroso futuro climático del planeta, y otras tantas cuestiones.

Definitivamente no basta, no es suficiente con sentirnos solidarios desde noche buena hasta el día de reyes. Ya expresé en ocasiones anteriores mis dudas sobre lo que celebramos estos días. Razón por lo que se me hace todavía más difícil comprender todo esto. ¿Acaso no debería ser la ayuda y la cooperación con los demás el estado natural del ser humano? Si es cierto que somos el único animal racional, capaz de configurar el medio en el que se desarrolla, ¿no dberíamos reflexionar sobre lo que realmente queremos?¿No deberíamos aspirar a tener algo mejor que la situación actual del mund? Si es así, hay que empezar a cambiar las cosas hoy mejor que mañana.

Y tú, querido lector, ¿Que has hecho hoy para mejorar tu vida?

——————————

Quizás también te pueda interesar:

Y, finalmente, no olvides que puedes seguir este blog en twitter o bien suscribirte aquí  para recibir toda la información en tu correo electrónico y no perderte ninguna entrada.

88x31

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s