Causas reales del déficit público español

  • España tuvo un elevado déficit público, cuya corrección requiere identificar claramente sus múltiples orígenes, en lugar de culpar exclusivamente a las Comunidades Autómomas. 

Desde que comenzó la crisis económica denominada “Gran Recesión” (2008-2015), España ha incumplido sistemáticamente los objetivos de déficit público establecidos en los Tratados de la Unión Europa.

Y 2015 no ha sido una excepción. En particular, el desfase entre gastos e ingresos públicos alcanzó 56.061 millones de euros. Esta cifra equivale el 5,2% del Producto interior Bruto (PIB) del país, cuando el máximo permitido con las autoridades europeas era el 4,2% del PIB. Las dificultades de España para reconducir  su descuadre ha llevado a que tanto el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, como el Fondo Monetario Internacional, han pedido “más esfuerzos”para rebajar el déficit público, como citan Expansión (11 de abril de 2016) y El País (14 de abril).

Sin embargo, extraña que, en la rueda de prensa ofrecida para hacer públicas las cifras de déficit de 2015, el Ministro de Hacienda y AA.PP., Cristóbal Montoro, responsabilizase casi exclusivamente a las Comunidades Autónomas del desvío que se había producido (El Mundo, 31 de marzo de 2016).

Deficit 1

 

Sigue leyendo

Anuncios

Diseñando la economía española del futuro

  • El Gobierno presenta las directrives de la economía española hasta para el periodo 2015-2018 en el Programa de Estabilidad
  • Los vectores que caracterizarán este desarrollo nos resultan muy familiares a los españoles… porque son similares a los que vimos la década pasada.
  • ¿Quieres descubrir cuáles son? En las líneas que siguen se detallan

Cuando se constituyó la Zona Euro, sus países miembro se comprometieron a cumplir una serie de orientaciones y normas relativas a reformas estructurales, inversión y responsabilidad presupuestaria en apoyo del empleo y del crecimiento, que quedaron reflejadas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Sigue leyendo

De Guindos desgrana la actualidad económica española

  • Economia españolaLuis de Guindos hizo un breve repaso de las repercusiones que situación económica mundial tiene sobre la economía española, y cómo esta se puede beneficiar de los importantes acontecimientos que tendrán lugar en el futuro más próximo.

El pasado lunes 16 de marzo de 2015 el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, visitó la Región de Murcia para, en un acto organizado por BMN y La Verdad, exponer su visión de la actualidad económica española y mundial.

De Guindos (Madrid, 1960) se ha convertido en uno de los Ministros más valorados del Gobierno presidido por Mariano Rajoy, y además es un directo conocedor de los entresijos de las reuniones del Ecofin. Es, por tanto, una de esas personas autorizadas para opinar sobre política económica.

De su intervención, de unos 45 minutos, hubo varios puntos que llamaron fuertemente la atención.

Sigue leyendo

España y su ¿cambio de modelo productivo?

En el Debate sobre el Estado de la Nación que tuvo lugar el pasado 24 de febrero de 2015, el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendía el “el cambio rumbo de la economía” española, que tras una larga recesión afronta este año un “2,4%”  y “que irá acompañado de la creación de 500.000 puestos de trabajo”.

Lo cierto es que expuso estos argumentos con tanta convicción, que por un momento me hizo albergar esperanzas de que en España se estaba produciendo ese ansiado cambio de modelo productivo que defiendo desde hace muchísimos años.

Así que me puse a buscar indicios que me lo confirmaran… para llegar a conclusiones desoladoras. Sigue leyendo

Recalculando el desastre económico español

  • Es posible que la economía española no haya sufrido una “doble recesión”, sino una “larga y profunda depresión”

La economía española viene experimentando desde finales de la década pasada un proceso de fuerte contracción económica del que le está costando salir más de lo deseable. Aunque la crisis internacional iniciada tras la caída del banco de inversión norteamericano Lehman Brothers afectó significativamente a la mayor parte de las economías desarrolladas, hay que significar las dificultades que está encontrando España para mostrar signos consistentes de recuperación.PIB España Anual

Hasta ahora, la versión “oficial” es que el Producto Interior Bruto (PIB) español comenzó en 2009 a registrar una acusada caída que se prolongó durante dos años. En 2011 se lograba una leve mejoría  -con un magro crecimiento del 0,1%-, para volver a la senda negativa un año después. Esta llamada “segunda recesión” se prolongaría hasta 2013 y ha sido muy bien documentada por el economista Juan Laborda en el informe “La Segunda Fase de la Gran Recesión (2014-2016)” (Fundación 1 de Mayo, 2013). En 2014 parece que se alcanzará un punto de inflexión que devolverá al PIB español tasas de crecimiento positivas, si se cumplen las previsiones de los principales servicios de estudio económico del país.

Sigue leyendo

¿Solucionamos el déficit público español?

  • Para reconducir el elevado déficit público español solo hay dos alternativas: bajar el gasto público o subir los ingresos, ¿por cuál de estas opciones debería optar el Gobierno?
  • En las líneas que siguen se expone una justificación que permitiría asemejar la fiscalidad española a la de los países de su entorno.

Es conocido que, desde el inicio de crisis originada por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria española en 2008, las Administraciones Públicas españolas están teniendo serias dificultades para controlar el déficit público. Tanto, que en repetidas ocasiones se ha superado el límite establecido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (fijado en el 3% del PIB del país).

Deficit España 2013

Los déficits acumulados entre 2008 y 2013 suman nada menos que 550.000 millones de euros, lo que ha propiciado que la deuda pública haya pasado desde el 40,2% del PIB por aquel entonces -una de las más bajas de la Eurozona- al 93,9% actual, por encima ya de la media de los países del Euro (92,6%). Sigue leyendo

El extraño camino del déficit español en 2012

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se manifestaba muy satisfecho tras anunciar que el déficit de España había quedado en el 6,7% del PIB en el año 2012, si no se incluyen las ayudas europeas recibidas para “reflotar” el sistema financiero español.

Rajoy sostenía que el esfuerzo realizado por España para reducir el déficit (en 2011 había alcanzado el 9,4% del PIB) “no lo había hecho antes ningún país en la OCDE” y que “esto aumenta la confianza en España y hace que sigamos convencidos de que, aunque todavía no se han producido resultados, la política económica que llevamos a cabo es la buena”.

Bien. El Sr. Rajoy parece no tener en cuenta varias cosas:

  1. Que el objetivo inicial de déficit en 2012 era el 4,4% del PIB -según se había pactado con Bruselas dentro del procedimiento abierto contra España por su excesivo déficit en anualidades anteriores-, y que el mismo Rajoy se había comprometido a cumplir con dicho objetivo.
  2. Que en marzo de 2012, el Gobierno de Rajoy, de manera unilateral y sin negocialo con la UE, elevó dicho objetivo al 5,8% del PIB.
  3. Que esto le valió una dura reprimenda de la Unión Europea, aunque esta cedió en parte, y le asignó un mayor margen de actuación para el déficit del inicialmente comprometido (el 4,4%), para dejarlo en el 5,3%, que el Gobierno asumió.
  4. Que, además y por si no fuera poco, Bruselas flexibilizó aún más este objetivo en julio, para dejarlo en el 6,3% del PIB, aunque, eso sí, a cambio de que España arbitrara nuevos ajustes y reformas estructurales. El resultado ya sabemos cuál fue: subida del IVA, copago farmaceutico, aumento de las matrículas universitarias, y un largo etcétera de recortes.
  5. Que, a pesar de todo eso, el Gobierno ha sido incapaz de cumplir su compromiso con Bruselas, pues el déficit anunciado asciende al 6,7% del PIB.
  6. Que, si además se tiene en cuenta el “rescate bancario”, el déficit aumentaría aún más, hasta el 10% del PIB, como recientemente ha señalado la Comisión Europea. Esta variación que a lo mejor parece reducida (pues sería añadir el 3% del PIB al déficit sin rescate financiero), supone en realidad una nada despreciable cifra que supera los 30.000 millones de euros.
  7. Que el anterior Gobierno socialista -antes de abandonar el poder en noviembre de 2011- anunció que el déficit para aquel año era el 6%, y que esta cifra recibió varias revisiones sucesivas (hasta cuatro) que elevaron esa cifra hasta el 9,4% final (3,4 puntos más de lo inicialmente anunciado). Y que, si este año pasara lo mismo, no quiero ni pensar hasta qué niveles podría llegar el déficit español real en 2012.

Si, después de todo lo expuesto, Rajoy sigue creyendo que lo que ha conseguido “aumenta la confianza en España”, voy a llegar al convencimiento de que este hombre no razona demasiado bien.

Deficit