SOS 4.8 (Parte II)

El segundo día también rayó a gran nivel, si bien esta vez era una jornada con música predominantemente electrónica. Eso quiere decir que se ajusta menos a mis preferencias musicales, y por tanto no soy el más adecuado para realizar una valoración en condiciones. Aún así, describiré a grandes rasgos mis impresiones: tras unos decepcionantes The Cabriolets, las Nancys Rubias me hicieron reír un buen rato (¡¡Barbie debe morir!!), antes de que Fangoria intentase demostrar que por ellos no pasan los años (no sé yo si fue muy buena idea lo de la especie de animadoras que llevaban, porque daba la impresión de ser todo un poco garrulo). Pero vamos, que cantar no cantaron mal del todo.

 

Un rato después (omitiré lo que quiera que hiciesen Digitalism) era el turno para Chemical Brothers, los cabeza de cartel del sábado, que sin duda demostraron por qué son de lo mejorcito en su género. Un espectáculo visual alucinante unido a hora y media de sesión continua de música sin un segundo de descanso, en el que sonaron remezclas de sus temas más famosos, ideales para mover un poco el esqueleto.

 

A partir de ahí, poco ya que contar, porque esto tocaba a su fin. Sólo señalar que la zona de descanso, con tumbonas incluidas, cumplía su función a la perfección (¡¡bravo por la idea!!). Quedaba por entonces poco más que hacer: comprar algunas chapas, la camiseta oficial a precio súper reducido, despedirnos de los amigos que se nos iba descolgando… y poner rumbo a la Sala Stereo para rematar la noche, encontrarnos con un montón de gente que venía del concierto y ver lo pasados que iban algunos.      

 

En definitiva, la valoración general es forzosamente positiva: la calidad acústica era genial, y el recinto también (qué bien que se hiciese superficie asfaltada, con la comodidad que ello implica). El cartel era muy bueno… y sirve para que la capital murciana cuente con un festival indie de gran nivel. No se puede pedir nada más.
 

 
Enlaces relacionados:
 

SOS 4.8 (Parte I)

Los pasados días 2 y 3 de mayo se celebró en el recinto ferial de La Fica la primera edición del Festival Internacional de Acción Sostenible.

 

Por una parte, pretendía ser una mezcla entre actos culturales y música de calidad. No obstante, al final lo que quedará para el recuerdo es únicamente la parte musical, que destacó sobremanera respecto a las demás.

 

Por otra, me quedo con un hecho más relevante, y es que la capital murciana se suma al conjunto de grandes ciudades que cuentan con un festival de gran calidad. Al menos por estos dos días, se convirtió en referente del universo musical indie y electrónico. Todo ello gracias al caché de los cabezas de cartel que allí se dieron cita, que eran de lo mejorcito en sus estilos.

 

Para mi gusto, el viernes fue la jornada fuerte del asunto, quizás por el ambiente indie que iba a predominar. Y fundamentalmente por dos grupos: Kaiser chiefs y Second. Estos últimos eran los únicos representantes locales. Ellos se encargaron de inaugurar este SOS, y a pesar del mal trato que les dio la organización (no tenían iluminación, en el backstage les trataron como a desconocidos,…), lo cierto es que una vez lo bordaron. Sólo les dejaron tocar 40 escasos minutos, pero los aprovecharon bien. Comenzando por su último single “Tu inocencia intacta”, pasando por clásicos como “Invisible” o el adelanto del nuevo disco “Rodamos”, y terminando con un mini versión del Himno del centenario del Real Murcia, ondeando la bandera del equipo por el escenario y todo.

 

Después se sucedieron otras dos grandes actuaciones, James y Rufus, que tocaron sus grandes clásicos, pero que quizás no despertaron en mí un interés acorde a su calidad musical, aunque por entonces Ramón y yo ya habíamos dado con más conocidos. Aprovechamos para estar un rato con Ana, Mónica y Úrsula, y también con Dioni y Laura. Como decía, mi desatención en parte puede estar motivada por los deseos de que llegara el plato fuerte de la noche, pues endefinitiva era el grupo que me hizo decidirme a pagar una pasta por ir al festival. Uno de las mejores bandas británicas del momento, Kaiser Chiefs, tenían que demostrar las buenas críticas ganadas en la prensa internacional.

 

Y lo hicieron. Cierto es que Ricky Wilson, su cantante, pierde un punto de voz en el directo. Pero es lo que pasa cuando durante todo el concierto no dejas de correr de una parte a otra del escenario, de saltar al público y cantar entre ellos, o de subirse a los andamios que sujetaban los altavoces. Entre tanto movimiento, tuvo tiempo de cantar todos los grandes clásicos del grupo: “Every day I love you less and less”, “I predict a riot”, “Ruby”, “Retirement”….

 

Eché de menos “Love is not a competition”, pero el nivel general fue excelente. De veras que no encuentro palabras para expresar lo que disfruté. Después de ganar en los instantes iniciales algunas posiciones para situarnos en las primeras filas, era tiempo de dar botes al tiempo que tarareábamos las canciones de estos chicos de Leeds. Los ánimos algo revolucionados de los que estaban a nuestro alrededor nos hicieron soltar algún que otro empujón, y algún que otro codazo. No acabo de explicarme cómo, pero al final de la tercera canción un servidor estaba sudando lo impensable. De consuelo queda que Wilson debía estar sudando por lo menos tanto como yo.

 

Tras el concierto, era momento de hacer un alto en el camino, y poner marcha a casa para guardar fuerzas para la jornada del sábado, no sin antes cachondearme de unos colgaos que iban buscando cristal.
 
Hay más historias que contar de este SOS 4.8, pero quedan para una nueva entrada del blog…

El Himno del Real Murcia, by Second

Ayer se presentaba en Nueva Condomina el Himno del Centenario del Real Murcia Club de Fútbol, que te puedes descargar pinchando aquí.

 

La canción que servirá para conmemorar los cien primeros años del equipo murciano ha sido compuesta e interpretada por uno de los grupos locales de mayor proyección, Second, y en los coros se pueden escuchar las voces de peñistas del club y de algunos deportistas murcianos importantes, como el tenista Nicolás Almagro.

Parece acertado confiar en gente de la tierra para apoyar al club en una efeméride tan señalada. En cuanto a lo que es el himno en sí, se puede decir que suena muy a Second (quizás un poco lento para ser un himno), y además el estribillo es pegadizo y cede el protagonismo a quien lo debe tener en el centenario de un club, su masa social.

Esperemos que ayude a conseguir los objetivos que el club pimentonero se ha marcado para esta temporada.

Letra del Himno del Centenario del Real Murcia C.F.

 

Uo Oh Oh Oh…Real Murcia

Tu afición es la que canta

Como una sola alma…Murcia Murcia

 

Cien años contigo, y todos los que vengan

Marcados por la gloria de una llama eterna

Si el camino se hace duro, saboreas la victoria

El pasado y el futuro se unen por tu escudo

 

Porque somos uno solo

Porque el grana es nuestra seña

Porque amamos nuestra tierra

 

Uo Oh Oh Oh…Real Murcia

Tu afición es la que canta

Como una sola alma…Murcia Murcia

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh

 

Cuando sales a la hierba de la Nueva Condomina

Recordamos la memoria de aquellos que te quisieron

Y ahora miran desde arriba, forman parte de tu historia

Y como siempre nos animan…desde arriba…

 

Uo Oh Oh Oh…Real Murcia

Tu aficion es la que canta

Como una sola alma…Murcia Murcia

Uo Oh Oh Oh…Real Murcia

Tu afición es la que canta

Como un rio de esperanza… Murcia Murcia

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh

 

Uo Oh Oh Oh Real Murcia

Uo Oh Oh Oh Real Murcia

Uo Oh Oh Oh Real Murcia

Tu afición es la que canta

Como una sola alma

Murcia Murcia… 

 

Nochevieja con los amigos (y con los Second)

¿Te imaginas una mejor forma de tener la primera fiesta del año que escuchando al grupos con el que tienes mejor sintonía versionando éxitos de algunos de tus grupos favoritos?

Pues así fue como comenzó para mí el año 2008. Después de haber estado tanteando en las fechas previas las distintas alternativas para pasar la nochevieja, el grupo de amigos nos decidimos por la fiesta que organizaba el pub 12&medio, sito en la avenida Mariano Rojas –en las afueras de Murcia-. La idea no era ni mucho menos novedosa, pero sí muy atractiva: pillar a uno de los mejores grupos murcianos del momento, Second, y darles cancha para que hicieran un concierto de versiones.

Y lo cierto es que lo bordaron. Pese a lo temprano que empezó la cosa (antes de las 2:00), todo salió genial. Después de tocar solamente tres canciones propias, empezaron a sucederse versiones de algunos de los mejores grupos, actuales y pasados, de la escena britpopera e indie. Así fueron sonando, en la voz del Frutos –cantante de Second- temas conocidos de Blur, Franz Ferdinand, The Killers, Iggy Pop,…

A ello se unieron unas buenas colaboraciones (Jesús, de Noise Box entre otros) y los continuos cambios de vestuario de los protagonistas (con sobresaliente merecido para José Ángel Frutos), que fueron un puntazo, y ello por no mencionar la “coreografía” que nos brindaron al final.

Así pues, el contexto resultaba inmejorable, pero es que aún había más. Añadamos ahora un factor más importante aún: el reencuentro con buenos amigos con los que últimamente no tenía todo el contacto que me gustaría. Era un momento para romper las barreras que el tiempo (nuestro escaso tiempo libre léase) y la distancia (cada vez quedamos menos en Murcia) levantan, y de pasar un buen rato con viejas y recomendables amistades.

Como iba contando, al final nos reunimos un nutrido grupo de amiguetes, superando sin duda mis mejores expectativas. Los de siempre (Ramón, David,…) nos alegramos un montón de contar para la ocasión con José y Salva, así como con la chica de este último, Yolanda. También fue una grata sorpresa que Julio y su hermano hubiesen confirmado su asistencia unos días antes.

Se completa la historia con la multitud de llamadas y mensajes, enviados y recibidos, al resto de gente de la vieja guardia que por diversas razones no pudieron estar con nosotros.

Por supuesto que nos faltaban algunas buenas amistades, pero es que, por ejemplo, y para ser sincero, la propuesta de ir al pub Botellón en nochevieja no nos convencía en absoluto.

Entre los debes, también se debería citar la imposibilidad de pasarnos después del concierto por las tascas, una pena.

En cualquier caso, se dieron una conjunción de elementos que nos llevaron a disfrutar una excepcional nochevieja. Ni siquiera el primer garrafón del año –no vuelvo a pedir un cubata en 12&medio-, ni el cansancio que se hacía notar a eso de las 4 de la mañana -que nos llevó a la mayoría a recogernos relativamente temprano- impidieron que fuese una entrada de año casi, casi ideal.

El concierto estuvo bien, pero sobre todo era cuestión de estar un rato con los amigos de toda la vida, cosa que al menos en parte, se consiguió. Eso es lo que hará inolvidable el recibimiento del año 2008.

¡¡ Gracias chicos !! y ¡¡ Feliz Año a Todos!! 

Próximamente: Reportaje gráfico de la Nochevieja 2007

Los Second me persiguen

Hay pasiones que se tornan en obsesiones. Y es que, lo que me está pasando en las últimas fechas con algunos de los miembros del grupo musical Second se asemeja mucho a un síntoma obsesivo, que daría para escribir un Best-Seller.

Vale que el tipo de música que hacen, muy alejada de los típicos ídolos adolescentes que se escuchan en los 40 principales, me gusta bastante. Vale que el hecho de que sean murcianicos les añade un plus. Vale que, como la gran mayoría de roqueros, se tomen lo que no deberían. Vale que tienen ese feeling que pocos grupos consiguen. Vale que sea un grupo carismático aunque sus miembros por separado no destaquen tanto.

De hecho, vale que en el Natural Music Festival de Almería me los cruzase cada dos por tres fuera del escenario, y que fuese habitual verlos escuchando a los demás artistas que allí tocaban, pues el cartel era lo suficiente bueno como para que incluso los que tocaban se decantaran por mezclarse entre el público durante el resto de actuaciones.

Es más, vale que cuando salgo los sábados por la noche con el grupito de amigos de siempre me encuentre a casi siempre a Jorge Guirao, guitarra de los Second, en el pub La Yesería, circunstancia que quiero interpretar y basar en la similitud de nuestras preferencias musicales -¿y mujeriegas también?-. E incluso me vale que también me encuentre a Javi Vox, el otro guitarrista y a la vez teclista del grupo, de vez en cuando metido en la sala de DJ de ese mismo local.

Pero es que hace unas pocas semanas se sobrepasó la “delgada línea roja”, a primera hora de la noche (las 12 y algo) fue el habitual encuentro con Jorge en Yesería. Pero es que poco después se repetía la operación en al Ma-t. Bueno, pues cuando los pubs del centro de Murcia ya cerraban, decidimos irnos a una de las zonas de marcha “tardía” por excelencia de la capital, la Avenida Mariano Rojas. Y, en particular, a un nuevo local que habían abierto pocas semanas antes, la Sala Stereo, donde ponen música muy britpopera e Indie (Kaiser Chiefs, Franz Ferdinand, Planetas,…) y, ¿adivináis a quién nos encontramos allí? Pues, en promoción especial, hicieron acto de presencia tres miembros de Second por el precio de uno. Allí se congregaron nada menos que el ya mencionado Jorge –lo veo hasta en la sopa-, su hermano y batería del grupo, Fran, y el bajista Nando Robles. ¡Toma ya!

Luego es lógico que cuando nos vemos por ahí estos chicos se queden mirandome con esa cara de “yo a ti t conozco”. Pues bien, yo a vosotros también os conozco, y me gusta vuestra música, ¡¡pero dejad ya de perseguirme leches!!… o me parece que voy a empezar a creer que padezco el Síndrome de Second (Nota: Síndrome de Second: estado psicológico resultante de coincidir reiteradamente, sobre todo cuando se sale de fiesta, con al menos uno de los miembros del grupo musical Second, especialmente en locales de la capital murciana como Yesería o Sala Stereo).

Bueno, creo que en definitiva no es más que coincidencia que concurramos en los mismos pubs, cosa que encuentra su explicación en que queremos escuchar el mismo tipo de música, las mismas canciones, esas que sabemos que suenan en La Yesería, en Al Ma-t o en Sala Stereo, esas tan alejadas de los típicos éxitos precocinados para el consumo de masas sin cerebro. Pero ello no quita que estos encuentros se hayan convertido ya en el tema de cachondeo estrella entre el grupo de amigos, aún a costa de repetirnos hasta la saciedad, de que hablemos en tono jocoso de “manía persecutoria” para referirnos a la coincidencia con estos chiquillos en las mismas dimensiones espacio y tiempo.

Pues nada, solamente deciros a Jose Ángel, Javi, Fran, Jorge y Nando -aunque sé que nunca vais a leer estas líneas-, que ya nos vemos en alguno de vuestros próximos conciertos, o si no por los baretos de Murcia.

Mientras tanto, para quien pierda el tiempo leyendo chorradas como la que acabo de escribir, dejo el último vídeo musical de los Second, "Tu inocencia intacta".

 

   

Los Grupos del Natural, un análisis parcial y subjetivo

Una vez contadas las vivencias del Natural Music Festival, toca el turno prestarle atención (un poco tarde eso sí) a los grandes protagonistas: los grupos musicales que tocaron en el mismo.

 

Dado el amplio cartel, y puesto que había grupos que tocaban al mismo tiempo en distintos escenarios, me centraré únicamente en aquellos que más me impresionaron, ordenados según el horario al que tocaron.

 

·          Para mí el festival comenzó el viernes a las 6 de la tarde,  con una de las bandas que más ganas tenía de ver en directo. Lo cierto es que los Mago de Öz se salieron. Al margen de sus últimos dos discos, algo flojillos, Txus y compañía parecieron retroceder 6 años en el tiempo, y no pararon de tocar las canciones que les llevaron a los más alto del heavy metal nacional. Entre esta sucesión de clásicos, Molinos de Viento puso el broche de oro a los escasos sesenta minutos que les permitieron tocar y que, por otra parte, se pasaron volando.

 

·          Como coincidían en horario y los he visto ya infinidad de veces (y los seguiré viendo si todo marcha bien), no asistí al concierto de Second. Pero como son tan majos, como me persiguen a todos lados, como tienen un comportamiento tan “cool” y son tan murcianicos y seguro que tocaron genial, merecen aparecer en esta enumeración.

 

·          No fueron los únicos que lo bordaron, los Mando Diao, un grupo que no había escuchado en mi vida, no dejaron de meter caña durante la hora que estuvieron en el escenario, y confirmaron que son tan buenos músicos como apáticos.

 

·          Iggy & the Stooges intentan hacer valer el lema “viejos roqueros nunca mueren”, y lo consiguen. Con ellos terminó mi primer día de conciertos, y me llamó especialmente la atención su proximidad al público (subió por lo menos a 50 personas al escenario durante varias canciones) y su relativa buena forma (para la edad que tienen claro está). Resultó llamativo ver a Iggy “montar” -en el sentido obsceno de la palabra- a un amplificador y a su Bodyguard asestar un golpe mortal a un espontáneo (jeje).

 

·          El segundo día también contó con grandes actuaciones. Un estupendo ejemplo lo constituyen La Habitación Roja, que parecen estar consolidándose en la escena indie española. Con un directo tan “ruidoso” como el de Almería no es de extrañar las buenas críticas que reciben.

 

·          Los Charlatans, además de una buena colección de fotos del grupillo que nos reunimos, dejaron un muy buen sabor de boca con una nitidez sonora que raramente se suele escuchar en grupos de brit-pop.

 

·          Pero si hubo alguna sorpresa positiva, si hubo alguna banda revelación, sin duda fue We Are Balboa. El hecho de que coincidieran parcialmente con uno de los cabezas de cartel (Primal Scream), nos permitió a los que nos reunimos en la carpa disfrutar más tranquilamente de estos chicos (y de su bella vocalista) y de su Space Between Bodies.

 

·          Por el contrario, Primal Scream resultó un poco decepcionante, y no porque tocaran mal. Las dos o tres canciones roqueras que tocaron sonaron realmente bien, pero para mi gusto se centraron demasiado en su vertiente electrónica.

 

·          Finalmente, suele ocurrir que cuando eres el principal cabeza de cartel de un festival recae la responsabilidad de demostrarlo. Y eso es lo que debieron pensar los miembros de Keane. Es increíble lo bien que tocan estos chavales, uno no sabía ya si estaba escuchando un directo o un CD. Para un grupo es determinante saber trasladar la música de estudio a los conciertos, y keane lo conseigue de sobra, de manera que si continúan con su actual progresión estaremos hablando de un grupo que puede marcar época.

 

En definitiva, la gran variedad de grupos que conformaban el cartel del Natural Music Festival 2007 no impidió que mostraran un nivel sumamente bueno, tanto que se hacía realmente interesante y placentero escucharlos, pese al cansancio que con el paso de las horas se iba acumulando en los cuerpos de los asistentes. Si tuviera que entregar algún premio o trofeo a los que me causaron mejor sensación, los galardonados serían los siguientes:

 

Categoría

Ganador

El más esperado:

Mago de Öz

Los que mejor sonaron:

Keane

La revelación:

We Are Balboa

Los omnipresentes:

Second

Los antipáticos:

Mando Diao

 

  

Ser “Natural” es fácil con buena música

Los pasados días 3 y 4 de agosto, aprovechando el comienzo de mi periodo vacacional, tuve la ocasión de asistir al festival de Música “Natural Music Fest”, celebrado en Guardias Viejas (Almería).

 

Trataré en las siguientes líneas expresar las sensaciones que me dejaron los distintos conciertos en los que el aire “britpopero” fue la tónica dominante.

 

La aventura comenzó el viernes 3, con las prisas de los últimos preparativos antes de que David pasara a recogerme para poner rumbo a casa de Ramón.

 

En las algo más de dos horas y media de viaje no dejamos de escuchar una gran variedad de música, restringida prácticamente a dos grandes estilos, el brit-pop y el rock. Este tiempo sirvió para que los Second volvieran a recibir nuestros elogios.

 

Pero aún con lo placentero y ameno que resultó el trayecto, lo que de verdad deseábamos era llegar al destino para poder para escuchar a los grandes grupos que conformaban el cartel.

 

Llegamos pasado el mediodía, más a menos a la hora de las siesta, con la modorra que eso ocasiona. El enclave del concierto era cuanto menos impactante, levantado sobre un inmenso solar de tierra y piedras, en cuyos alrededores se distinguían unas cuantas casas, pero sobre todo una inmensidad de invernaderos en el horizonte, que parecían una auténtica marea blanca.

 

El siguiente paso era arribar a la zona de acampada. Por cierto que esta quedaba bastante retirada, y constituía probablemente uno de los mayores fallos de una organización que, en general, alcanzaba buena nota. Eso, claro, si descontamos el mal estado de las zonas colectivas como los aseos, si bien es comprensible por lo gran concentración de gente que se da en estos eventos.

 

Una vez montadas las tiendas y organizado todo como buenamente se pudo, era turno de comer lo que se tenía más a mano (es decir, lo bocatas preparados antes de la salida), y de matar el tiempo hasta que comenzasen las actuaciones.

 

Desafortunadamente, en ese rato no hubo acuerdo para jugar al juego del Okalimotxo, y dado que la bebida estaba algo caliente, lo cierto es que la espera se hizo interminable. Ello hizo que pillase con más gana aún el primer concierto, que además corría a cargo de uno de los grupos que más me apetecía escuchar, los Mago de Öz. Lejos de centrarse en sus flojos últimos discos, se dedicaron a tocar aquellos temas que los hicieron realmente grandes, con una predominancia de su excelente Finisterra.

 

Los siguientes grupos también sonaron muy bien, y hacían que el cansancio acumulado con las horas se sobrellevase mejor. Total, que tras cruzarnos varias veces con los componentes de Second (qué fiesteros son estos chicos!!). total, que serían las tres y pico cuando llegué a la tienda de campaña. Y por supuesto que me hubiese encantado dormir, si unos capullines que se montaron su propia fiesta a unos 100 metros de la zona de acampada me lo hubiesen permitido.

 

El segundo día nos despertamos a las 8 de la mañana, impulsados por el revoloteo de los alrededores y por el calor que a esas horas hacía dentro de la tienda de campaña. Durante el desayuno, volvimos a encontrarnos con dos de los miembros de Second, que al parecer habían aguantado toda la noche por ahí (a saber lo que llevaban encima a esas horas).

 

El resto del día se resume con un bañito en la playa, ir a comprar algo para comer, otro segundo bañito y más conciertos. En ello, destacó la gran actuación de Keane, que cumplió con creces las expectativas creadas, y demostró por qué eran cabezas de cartel y por qué son uno de los mejores grupos de brit-pop actualmente.

 

Después, algo de bailoteo hasta que el cuerpo aguantó en la carpa, donde no dejaba de sonar música electrónica mezclada con grupos ingleses. El ambiente era bueno pero las fuerzas escasas para continuar, y era ya hora de irse a descansar para pensar en la vuelta a Murcia el día siguiente.

 

Esta se produjo cerca del mediodía, y como era lógico, todos estábamos destrozados aunque satisfechos, dada la calidad de la música escuchada. Eso sí, si hay una próxima vez, tengo claro que me alojaré en un hotel!!